Desafiliación del Querétaro y permanencia del Atlante, revisan dueños

lunes, 5 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Los dueños de los equipos de futbol de la primera división profesional decidirán la suerte del Querétaro el próximo lunes 12 durante su asamblea. Andrés Fassi, vicepresidente deportivo del Pachuca e integrante del Comité de Desarrollo de la Federación Mexicana de Futbol, que estudió las propuestas, adelantó que si durante esta semana el Querétaro no tiene un posible comprador quedará desafiliado. A la fecha, el cuadro queretano es propiedad del empresario Amado Yáñez, quien se encuentra arraigado y sujeto a una investigación por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) por el caso de Oceanografía. Como la Liga no puede quedarse con 17 equipos, Fassi añadió que se puede crear “una promoción” para que el Atlante se mantenga como el equipo 18 de la Primera División. “Hay dos opciones: si finalmente Querétaro es desafiliado puede ocurrir que los dos equipos que están peleando el descenso, asciendan. La otra opción es que el Atlante, que ha descendido, pueda jugar un repechaje con el equipo que pierda la Final de Ascenso (que disputará Estudiantes Tecos y Leones Negros de la U. de G.), pero la liga debe quedar con 18 equipos, no sería conveniente tener menos (equipos) por imagen”, informó Fassi. La salida administrativa que el Atlante tiene para poder mantenerse en Primera División a pesar de sus pésimos resultados deportivos, la encuentra en el propio reglamento de competencia del futbol nacional que indica que en caso de desafiliación “se permite una decisión extraordinaria” y, por ello, el Atlante no tendría que cumplir con la normativa que indica que debe pasar al menos un año en la división inferior. El directivo también dijo que en virtud de que no hay inversionistas que quieran comprar equipos de futbol en México, “con el tiempo probablemente se revocarán” las medidas que la Femexfut anunció para evitar la multipropiedad, es decir, que los empresarios que así lo deseen podrán adquirir o continuar siendo propietarios de más de un club como ocurre justamente con el Grupo Pachuca, del cual forma parte Fassi, que tiene dos equipos en Primera División, Tuzos y León, y a los Tecos en la Liga de Ascenso.