Brasil 2014: Dos mexicanos controlan la fiesta

martes, 10 de junio de 2014

Los mexicanos Jaime y Enrique Byrom Aparicio controlan una parte importante de la venta de entradas a los estadios y la renta de habitaciones para hospedarse en Brasil. Ellos deciden los precios. Llevan años en el negocio, al menos desde México 1986, y su participación ha encarecido un espectáculo que solía ser popular. En connivencia con la FIFA, son parte de la élite que ha desatado la ira de los brasileños.

BRUSELAS/RÍO DE JANEIRO (Proceso).- .- La historia se repite en todo Copacabana, el barrio más turístico de Río de Janeiro. Si uno quiere reservar un cuarto durante el Mundial, no puede hacerlo directamente en el hotel. El recepcionista ni siquiera puede informar si hay disponibilidad: “Nosotros no hacemos las reservas para el Mundial, tiene que llamar a la empresa Match Hospitality”, dice, y le da al interesado un número telefónico.

En la pared de la recepción, eso sí, hay una placa de plástico con el logotipo “Accommodation official FIFA 2014”. Todos los grandes hoteles la tienen “porque todos vendimos los cuartos a la empresa Match”, reconoce Anna Christina de Andrade, directora comercial de ventas internacionales de la cadena Othon Palaces, en Copacabana. La historia la confirman diversos gerentes de venta.

Hace más de dos años Match Hospitality compró los derechos sobre cerca de 80% de los cuartos de Río de Janeiro. “Son muy pocos los hoteles de cinco a tres estrellas que no vendieron sus cuartos a Match, simplemente porque es la agencia oficial de la FIFA. Solamente las posadas, los moteles y unos hoteles en Copacabana rechazaron la oferta”, añade la directora.

Match Hospitality reservó entero el hotel Mar Palace desde 2012. Hilton Linos, el gerente del establecimiento, reconoce: “Somos meros prestadores del servicio para Match. Ni le puedo decir el país de origen de mis huéspedes durante el Mundial porque no tenemos acceso a ellos”.

Si algo distingue los negocios de venta de entradas y alojamiento para el Mundial de Brasil es la opacidad y el abuso. Eso ha contribuido a la masiva ola de protestas en el país.

Y los hermanos mexicanos Jaime y Enrique Byrom Aparicio son los propietarios mayoritarios de la empresa Match Hospitality, con sede en Zug, Suiza...

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1962 de la revista proceso, actualmente en circulación.

Comentarios