Los errores arbitrales contra México

viernes, 13 de junio de 2014
MONTERREY, N.L. (apro).- Dos goles legítimos le invalidó el abanderado colombiano Humberto Clavijo al atacante azteca Giovanni Dos Santos, en el duelo en que México derrotó 1-0 a Camerún, en la primera jornada de la Copa del Mundo Brasil 2014. Los dos gazapos presenciados en el estado Das Dunas Natal fueron validados por el juez central Wilmar Roldán, también de Colombia. Las flagrantes pifias arbitrales hacen recordar la infame actuación del liniero italiano Stefano Ayroldi, que en el pasado Mundial Sudáfrica 2010, acuchilló al Tri, al omitir un clarísimo fuera de lugar en el gol anotado por Carlos Tévez, en el duelo contra Argentina en octavos de final. Ese primer tanto del Apache, propició la debacle que dejó fuera a México por marcador de 3-1 a favor de los sudamericanos. Después de esa falla, la FIFA sepultó la carrera del bandera italiano. Lo echó de la copa junto con el árbitro central Roberto Rosetti, que dio por bueno el tanto de Tévez, pese a que el atacante estaba un metro adelantado y a que todo el estadio vio la jugada en una repetición de la pantalla gigante, que dejó en ridículo a la terna arbitral. Reportes de prensa señalan que, al medio tiempo de ese cotejo, enfadado por la pifia, camino al vestidor, Rosetti le arrebató la bandera a Ayroldi y se la tiró al piso. El silbante central se retiró poco después, aunque dijo que colgaba el silbato porque quería descansar de las canchas y no por la infamia de Sudáfrica. Ayroldi también se retiró y emprendió carrera como político en Italia. En el 2013 fue candidato a senador. En el juego de esta tarde, en la copa carioca, el primer tanto anulado ocurrió al minuto 11 en un centro al área que prendió correctamente de zurda Giovani, aunque Clavijo apreció que estaba adelantado. El siguiente tanto también fue injustamente anulado al mismo jugador, cuando prendió de cabeza un corner que había sido peinado por un jugador camerunés. Clavijo de nuevo alzó el trapo y decretó su anulación. México se sobrepuso a los errores de los jueces y Oribe Peralta anotó la diana solitaria en el 61, para dar los primeros tres puntos al Tri. El Mundial inició con polémica de los jueces. En el duelo inaugural, Brasil derrotó 3-1 a Croacia con ayuda del árbitro japonés Yuichi Nishimura. Cuando el duelo estaba empatado a un tanto, silbó un penal inexistente a favor de los anfitriones que convirtió Neymar, para dar rumbo definitivo al juego.

Comentarios