Holanda sufre y apenas gana 3-2 a Australia

miércoles, 18 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Durante sesenta minutos de juego los papeles parecían haberse invertido. Holanda jugaba como Australia y Australia como Holanda. Los oceánicos, novatos en lides mundialistas, dominaban el juego, triangulaban, generaban ocasiones de gol y los europeos, subcampeones de la Copa, esa aplanadora que apenas unos días atrás había humillado al monarca España, naufragaban, equivocaban pases, exhibían su peor cara. Pero los goles suelen coquetear con quien menos lo merece. La superada Holanda se encontró al minuto 20, en contragolpe soberbio de Arjen Robben, con el injusto 1-0 a su favor. Pero Australia jugaba por nota. Y un minuto después, un inspirado Tim Cahill tomó de aire un largo balón y lo mandó al larguero para que en el rebote cruzara la meta holandesa. Más que merecido 1-1. Así se fueron al descanso. Una Australia crecida. Una Holanda desconcertada. Vino el complemento y la tónica no cambió. ¿Dónde se había quedado la Holanda que apabulló a España?, ¿De dónde surgió esta competitiva Australia vencida con facilidad por Chile? A sumar a las preguntas sin respuesta del impredecible futbol. Al minuto 54, el árbitro Djamel Haimoudi marca mano del holandés Darly Janmaat y el austriaco Mile Jedinak ponía el marcador ¡2-1 a favor de los oceánicos! La felicidad de los austriacos duró un suspiro. Al minuto 58, un todavía adormilado Holanda se encontró con el acierto de Robin van Persie para igualar el juego. Olía a injusticia en el estadio Beira de Río. Todavía al minuto 68, Memphis Depay soltó un disparo lejano que el arquero Matthew Ryan no supo atajar y se convirtió en el 3-2. Holanda llegó a seis unidades y prácticamente está calificado a los octavos de final, mientras que Australia, con dos derrotas prepara sus maletas para dejar Brasil. Los holandeses cierran esta fase jugando contra Chile y Australia enfrentando a España.

Comentarios