De la mano de Messi, Argentina califica a octavos de final

miércoles, 25 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Argentina ganó 3-2 a Nigeria y pasó como número uno del Grupo F a octavos de final. A pesar de la derrota, los africanos se colaron a la siguiente etapa luego de que Bosnia le hiciera la tarea y venciera 3-1 a Irán. Lionel Messi, con un doblete, llegó a cuatro goles y con ello alcanzó en el liderato de goleo al brasileño Neymar, su compañero en el Barcelona. Argentina, que mostró mejoría ante un rival que le dejó espacios, se adelantó en su primera llegada al arco nigeriano en el minuto 2 con un gol de su principal jugador, Lionel Messi, quien aprovechó el reboto del esférico en el poste tras el remate de Ángel di María. La jugada de la anotación la inició el propio Messi en el Beira Río de Porto Alegre, colmado de aficionados argentinos. Pero en la siguiente acción, Nigeria emparejó la cuenta en un letal contragolpe que coronó con un golazo Ahmed Mussa, en el minuto 4. Fue todo lo que haría el equipo africano en todo el primer tiempo ante un adversario que, a diferencia de sus dos primeros juegos, ofreció una mejor apuesta ofensiva, catapultado principalmente por Messi y el infatigable Di María. Al final de la primera parte, Messi colocó el 2-1 con un espectacular tiro libre directo que contó con la complicidad de Enyeama, el portero nigeriano. Sergio "Kun" Agüero salió lesionado al minuto 37. En el complemento, y en la segunda ocasión (minuto 48) que Nigeria pisó el área enemiga, de nueva cuenta apareció Mussa para igualar el marcador con un potente remate cruzado que el portero no pudo contener en otro descuido de la zaga albiceleste. Con mayor dinámica, Argentina insistió sobre el arco de Nigeria. En el minuto 49, Di María lanzó un fuerte remate que el portero envío en tiro de esquina, en cuya acción se generó el gol de la victoria, cuando Marco Rojo se encontró frente al arco con el balón que le rebotó en la rodilla. Con dominio total de los argentinos, Messi fue sustituido en el minuto 63. Y Argentina se convirtió en un equipo ordinario, aunque aún así generó un par de ocasiones de gol. Argentina, que aún espera rival en los octavos de final, cerró la fase de grupos con tres victorias. Nigeria, en cambio, se coló con un triunfo, un empate y una derrota.

Comentarios