Caos y violencia en el Metro de Sao Paulo

lunes, 9 de junio de 2014
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- El gobierno de Sao Paulo, Brasil, despidió a 60 trabajadores del Metro que respaldaron la huelga iniciada hace cinco días. Además, la policía de Sao Paulo dispersó con gases lacrimógenos a manifestantes que apoyan la huelga del Metro. Un grupo de aproximadamente 150 manifestantes prendió fuego a decenas de bolsas de basura con la intención de bloquear el tránsito, por lo que la policía dispersó gas lacrimógeno contra ellos. El paro de trabajadores del Metro es una amenaza para los asistentes a la Copa del Mundo 2014, que iniciará este jueves. En tanto, el Tribunal Regional del Trabajo de Sao Paulo ordenó a los trabajadores del Metro finalizar el paro de labores que iniciaron desde el jueves pasado. Actualmente casi la mitad de las estaciones del Metro funcionan con servicio limitado. La condición de los huelguistas para poner fin al paro de labores es que el gobierno cumpla con un incremento salarial del 12 por ciento. Además de la huelga de los trabajadores del Metro, maestros están en paro de labores en Río de Janeiro.