México termina en décimo lugar; su mejor posición mundialista

martes, 1 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- México terminó en la posición 10 del Mundial de Brasil, la mejor obtenida en toda su historia en calidad de visitante, gracias a sus siete puntos, producto de dos victorias y un empate. La selección dirigida por Miguel El Piojo Herrera ganó 1-0 a Camerún, luego empató sin goles ante el anfitrión Brasil y venció 3-1 a Croacia para acceder a octavos de final donde perdió 2-1 con Holanda. México concluyó su participación mundialista con siete puntos, cinco goles a favor y tres en contra. La novena posición fue para Chile que acabó también con siete unidades producto de sus triunfos ante Austria 3-1, España 2-0, su derrota ante Holanda 2-0 y su empate a un gol con Brasil (antes de los tiros penales). Los andinos quedaron arriba de México porque a pesar de terminar también con diferencia de más dos, anotó en seis ocasiones por cinco de los mexicanos. México fue sexto lugar en los dos mundiales de 1970 y 1986 jugando como anfitrión. En calidad de visitante su mejor posición había sido en la Copa del Mundo de Corea/Japón donde quedó en el puesto 11. En esa ocasión hizo también siete puntos. En Argentina 1978 ocupó el puesto 16 de igual número de competidores; en Estados Unidos 1994 terminó en la posición 13 de 24 selecciones. A partir de Francia 1998 se jugó con 31 selecciones y México acabó, igualmente en el escalón 13; en Alemania 2006 bajó al lugar 15 y en Sudáfrica 2010 subió al 14. La tabla de posiciones de Brasil 2014 va como sigue: 11.- Suiza, 12.- Uruguay, 13.- Grecia, 14.- Argelia, 15.- Estados Unidos, 16.- Nigeria, 17.- Ecuador, 18.- Portugal, 19.- Croacia, 20.- Bosnia, 21.- Costa de Marfil, 22.- Italia, 23.- España, 24.- Rusia, 25.- Ghana, 26.- Inglaterra, 27.- Corea del Sur, 28.- Irán, 29.- Japón, 30.- Australia, 31.- Honduras y 32.- Camerún. Los lugares del uno al ocho serán disputados a partir del próximo viernes entre Brasil, Colombia, Holanda, Costa Rica, Francia, Alemania, Argentina y Bélgica.

Comentarios