Holanda vence a Costa Rica; va contra Argentina en semifinales

sábado, 5 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El seleccionador holandés Louis Van Gaal aguantó en la banca a su portero suplente Tim Krul, un especialista ataja penales, a quien hizo ingresar a falta de un minuto del pitazo final del segundo tiempo de la prórroga (119’) para la definición desde los 11 pasos. Y Krul, el as de la manga de Van Gaal, respondió con creces. Llegó a la tanda de penales sin haber tocado el esférico en el minuto de la prórroga para erigirse en la figura: adivinó los cuatro lanzamientos de los jugadores de Costa Rica y atajó dos de ellos. Uno de Bryan Ruiz y otro de Michael Umaña. Así Holanda avanzó a semifinales del Mundial de Brasil, al superar 4-3 a una combativo Costa Rica luego de empatar a cero goles durante 120 minutos, incluido los tiempos de la prórroga. La llamada Naranja mecánica enfrentará a Argentina en semifinales, el próximo lunes. Con una sobresaliente actuación, Costa Rica, que resistió como los embates del rival, se confirmó como la gran revelación del Mundial. Y entre su labor en la cancha, el brillante trabajo de su portero Keylor Navas –elegido el Jugador más Valioso del juego– y tres remates de los holandeses al poste, los ticos forzaron el partido a los penales. Y a poco estuvo el equipo centroamericano de propiciar el gran golpe en esta Copa del Mundo, cuando al minuto 115 Umaña, el del penalti fallido, taladró a la defensa en el área holandesa, pero su remate encontró la pierna salvadora del guardameta titular de los tulipanes, Jasper Cillessen. Dos minutos después, Holanda respondió con un remate de Sneidjer que terminó en el travesaño. En el tiempo reglamentario, Holanda encontró muchas ocasiones en Salvador de Bahía para sentenciar el juego, ya sea por Arjen Robben, otras por Sneijder o Van Persie. Apenas a los 21 minutos, rechazó el remate a puerta de Van Persie. El rebote cayó en Sneijder, quien al igual que su compañero tampoco tuvo fortuna. Y de nuevo Navas fue determinante para que el marcador permaneciera sin movimiento: a los 28’ contuvo un disparo de Depay, a los 38’ sacó del ángulo un remate de Sneijder. Al minuto 41 salió al manchón de penalti para quedarse con un balón antes del arribo de Van Persie tras un gran servicio de Robben. Costa Rica, para entonces, sólo se acercó una vez al arco de los holandeses. Al 82’, Wesley Sneijder impactó en el travesaño un tiro libre directo que concedió el árbitro tras otro de los clásicos clavados de Robben. Los ticos resistieron el empuje de los holandeses y Robin Van Persie se perdió otra inmejorable ocasión de marcar al minuto 88, al abanicar literalmente un servicio de Robben por la izquierda al segundo poste. Y ya en minuto de descuento, de nueva cuenta Van Persie se perdió el gol que hubiese sentenciado el juego con un derechazo que Tejeda salvó en la línea e impactó el travesaño al minuto 3 de descuento.

Comentarios