Hijo de Fidel Herrera agrede a propietario de los Tiburones Rojos

viernes, 26 de septiembre de 2014
MÉXICO, DF, (apro).- Fidel Kuri, propietario de los Tiburones rojos del Veracruz, fue agredido en esta ciudad por Fidel Herrera Borunda, hijo del exgobernador veracruzano, Fidel Herrera, delante de un grupo de 10 personas entre amigos e integrantes de su equipo de seguridad. De acuerdo con información publicada por el diario Notiver en su edición de este viernes, el vástago del exmandatario implicado en el narco le pidió que dejara de “chingar” al anterior dueño del club de futbol, Mohamed Morales, a quien Kuri investiga por los presuntos fraudes cometidos al equipo. Los hechos ocurrieron el pasado jueves por la noche en el restaurante “La buena barra” de la colonia Polanco, en esta ciudad. “Diez escoltas y Fidel (jr.) tundieron al orizabeño, quien iba acompañado por dos guaruras”, destacó el diario. Según la nota de Notiver, la golpiza a Fidel Kuri inició cuando se encontró en el restaurante al Fidel Herrera Borunda. Previamente discutieron durante varios minutos por el asunto de los adeudos pendientes desde administraciones anteriores en el club de futbol que, presuntamente también involucran al hijo del exgobernador. "Ya deja de meterte en ese asunto, en los Juegos Centroamericanos, en todo. No declares nada, pero sobre todo con los Tiburones. No chingues más a Mohamed (Morales), tú más que nadie sabe que yo estoy ahí con él, deja de chingar o no te van a pagar nada. Tú sólo la armas de a pedo". Con estas frases amagó Herrera hijo a su tocayo, en pleno bar. De acuerdo con testigos citados por la publicación, Fidel Kuri respondió: “me vale ma... lo que me digas. Es mi negocio, no te metas tú, yo te apreciaba Fidelito, pero vete a la fregada mocoso ca... y te vas a la %&%&#&// ratero”. Fidel Herrera prosiguió la acalorada discusión: “Neta, Kuri, que te vas a meter conmigo, ¿Estás seguro?". -Me vale ma... lo que me dices. Voy a llegar hasta el final y me pagaran el dinero que me han chingado, porque es mi lana y mi patrimonio; no me la van a robar –reaccionó Kuri. Luego de palabras altisonantes, los fideles resolvieron sus diferencias a puños. Fidel Kuri resultó con el ojo amoratado y con golpes diversos en el cuerpo, como se muestra en una imagen publicada por el diario veracruzano.

Comentarios