En vilo, suspensión de México en el COI por injerencia de Alfredo Castillo

miércoles, 18 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- A más tardar a mediados de diciembre se sabrá si México será suspendido por el Comité Olímpico Internacional (COI), en virtud de la injerencia gubernamental en la que ha caído el director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) Alfredo Castillo. A su regreso de Lausana, Suiza, donde se reunió con el presidente del COI Thomas Bach, el presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM) Carlos Padilla dio a conocer que le entregó una carta en la que un grupo de presidentes de federaciones deportivas se quejaron de que Castillo está interfiriendo en la vida interna de esos organismos. Padilla declaró que cuando se reunió con Bach éste ya tenía conocimiento de la situación que priva en México, sobre todo de las declaraciones que Castillo hizo ante senadores y diputados la semana pasada, cuando aseguró que el COI es un organismo igual de corrupto que la FIFA y acusó a las federaciones internacionales de lucrar con el deporte en lugar de promoverlo. “Ya le entregué un oficio (a Bach) que me hicieron llegar las federaciones nacionales, aunque él ya tenía muchos antecedentes de la situación. Canalizó el caso a su área jurídica y será entre el 3 y 4 de diciembre cuando se reúna el Comité Ejecutivo del COI para saber si México será suspendido o solo se mandará una amonestación a los más altos niveles del gobierno para pedir que no haya injerencia”, explicó Padilla. -¿Solicitarán al gobierno de México la destitución de Alfredo Castillo? -Será el presidente (Enrique Peña Nieto) quien definirá qué va a pasar con el señor Alfredo Castillo. Carlos Padilla añadió que es muy real el riesgo de que México no participe en los Juegos Olímpicos de Río 2016. El dirigente del COM confío en que “la sensatez y la cordura” se impongan y que el COI sólo emita un extrañamiento para que no ocurra como con Kuwait, que hace dos semanas fue suspendido por injerencia gubernamental. En caso de que México sea suspendido para participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016, la delegación –que se calcula en unos 70 atletas- competiría con la bandera del Comité Olímpico Internacional, lo cual significa que las medallas no se sumarían a la lista de las cosechadas a lo largo de la historia. Los metales serían para los deportistas y no para el país. En caso de ganar un oro, se tocaría el himno del COI y no el de México. A través de su cuenta de Twitter, Alfredo Castillo dijo que no cederán ante la presión de organismos internacionales. “Fueron muchos años de impunidad. Vendrán amenazas y chantajes. Nos asiste la razón y el derecho. No vamos a regalar el dinero por presiones. La ‘Carta Olímpica’ es el mejor invento que se ha creado para evitar la fiscalización de recursos públicos y la evaluación de resultados. Prácticamente hemos regalado 36 mil millones de pesos en los últimos ocho años. Tenemos federativos ricos y atletas pobres. ¿Y los resultados? Lo que está en juego no son unos Juegos Olímpicos sino el futuro del deporte en este país. Y los mercenarios solo pueden aludir al chantaje”.

Comentarios