Invierten 70 mdp en estadio provisional de Diablos Rojos... pero carece de estacionamiento

martes, 3 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Con una inversión de 70 millones de pesos, los Diablos Rojos de México inaugurarán la que será su casa durante las temporadas 2015 y 2016: el estadio Fray Nano, una instalación con capacidad para 4 mil 300 aficionados que carece de estacionamiento. El equipo escarlata jugará en dicho inmueble mientras que concluyen las obras de su propio estadio en terrenos de la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca. Se estima que estará listo en 2017. La remodelación del estadio Fray Nano comenzó hace cuatro meses. Hasta ahora, las obras presentan un avance del 90% y quedará concluido el próximo 16 de marzo, ocho días antes de que la novena roja dispute su primer partido de pretemporada ante los Pericos de Puebla. Para que los Diablos Rojos pudieran hacer uso del Fray Nano prácticamente se tuvo que reconstruir toda la instalación deportiva que tiene más de 50 años de vida y que estaba casi derruida. La inversión inicial se estimó entre 25 y 30 millones de pesos, sin embargo, terminó costando más del doble. El estadio no contaba con dugouts ni con sonido, pantalla, alumbrado, butacas –las gradas sólo eran de cemento– comedor, zona de venta de comida. Todos estos espacios ya están siendo habilitados. También se amplió el campo para que tenga las medidas oficiales que mínimo serán de 400 pies por la zona del jardín central y 333 pies en la del derecho y el izquierdo, y se instaló pasto natural. En el Foro Sol se jugaba con pasto artificial. En relación con algunas inconformidades expresadas por los vecinos, Jorge Alum aclaró que funcionarios de la delegación ya los atendieron y que no hay ninguna oposición para que los Diablos Rojos jueguen los próximos dos años en ese lugar. Incluso, señaló que dos días a la semana se instala un tianguis que, en todo caso, ocasiona más problemas. Asimismo, precisó que los integrantes de los equipos que acostumbraban jugar en el Fray Nano podrán hacer uso de la instalación remodelada, siempre y cuando no interfiera con las actividades de los Diablos Rojos. De acuerdo con el presidente corporativo del equipo, Jorge Alum, todo el dinero para la reconstrucción del estadio fue aportado por el dueño, el empresario Alfredo Harp Helú, quien después de que los Diablos se muden a su nuevo estadio lo dejará tal cual para que la delegación Venustiano Carranza le dé el uso que deseé. En virtud de que el estadio ya no será operado por la empresa OCESA, como ocurría en el Foro Sol, la venta de boletos dejará de estar en manos de Ticketmaster, ahora, la empresa ShoWare se encargará de la venta. El precio de los boletos sufrirá un incremento. Los más económicos serán de 70 pesos en la zona de la tribuna sin techar ubicada del lado de la tercera base (300 lugares). En la grada principal que está techada los boletos costarán 150 pesos en la zona de platea baja (entre 800 y 1000 lugares disponibles) y en la parte superior el precio será de 100 pesos (3 mil 200 asientos). Hasta ahora, los integrantes de la porra oficial de los Diablos han adquirido en una preventa especial 600 boletos en la tribuna ubicada por la zona de la tercera base. En los próximos días se abrirá la venta al público en general y estarán disponibles abonos para toda la temporada, por serie o para partidos que se jueguen sólo en fin de semana. A diferencia del Foro Sol, en el Fray Nano las butacas sí estarán numeradas. Existe la posibilidad de que para la campaña 2016 se incremente el aforo del estadio para lo cual se construirá otra tribuna, o bien, se podrían instalar gradas móviles. El próximo 3 de abril, Diablos Rojos disputará su primer partido de la campaña 2015 ante los Toros de Tijuana. A las 11 horas será la inauguración y a las 12 se cantará el playball. Los aficionados que acudan al estadio Fray Nano, que se ubica en la delegación Venustiano Carranza, en las calles de Luis de la Rosa, Fernando Iglesias y Agustín Lara y avenida Morelos, en la colonia Jardín Balbuena, tendrán que buscar dónde estacionarse. Jorge Alum informó que la delegación Venustiano Carranza estima que sobre la calle Fernando Iglesias –donde un nutrido grupo de hojalateros trabajan en la vía pública los 365 días del año– pueden caber unos 150 vehículos. Aún se está valorando la posibilidad de poner a disposición de los aficionados algún tipo de transporte que los lleve de las estaciones del metro Velódromo o Mixhuca hacia el estadio. El directivo de Diablos sugirió que lo mejor es que la gente acuda en metro o trolebús. Sobre la inseguridad que priva en la zona, Alum aclaró que la delegación Venustiano Carranza se hará cargo de los operativos de seguridad a la hora de los encuentros. Los horarios de los partidos serán: de martes a viernes a las 19:00 horas, los sábados a las 16:00 y los domingos a las 12:00.