Detienen a seis directivos de la FIFA; estarían implicados en sobornos por 150 mdd

miércoles, 27 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- La policía suiza detuvo a seis altos directivos de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) para enfrentar cargos de corrupción ante el gobierno estadunidense. Los arrestados están acusados de corrupción dentro de la FIFA, así como de emitir sobornos estimados en 150 millones de dólares durante los últimos veinte años. La detención de los directivos se concretó en un hotel en Zúrich. Entre los detenidos no está Joseph Blatter, presidente de la FIFA La Fiscal General de Estados Unidos, Loretta Lynch, ofreció una conferencia de prensa para dar detalles acerca de las acciones legales emprendidas por el Departamento de Justicia y la agencia tributaria de ese país, en coordinación con el FBI y contra directivos de la FIFA que derivó en la detención del grupo de altos dirigentes de este organismo la madrugada de este miércoles en Suiza. Reunidos en las oficinas de la fiscalía federal de Brooklyn, Nueva York, Lynch, el fiscal del distrito de Nueva York, Kelly Currie; el director del FBI, James Corney; y el responsable de Investigación Criminal del Servicio de Recaudación de Impuestos, Richard Weber, anunciaron que nueve directivos de la FIFA y cinco empresarios están implicados en una trama de corrupción que duró 24 años y que fue diseñada para enriquecerse con el futbol. Lynch dijo que habrá más detenciones por presunta corrupción y otros cargos como extorsión, fraude electrónico y conspiración de lavado de dinero utilizando como herramienta el futbol internacional. “Se esperaba que respetaran las reglas para mantener el futbol limpio, y protegieran la integridad del juego. En cambio, corrompieron el negocio del futbol en todo el mundo para servir a sus intereses y enriquecerse ellos mismos. Muchas personas y organismos participaron en sobornos para decidir quién televisaría los partidos; dónde se celebrarían los torneos; y quién se encargaría de supervisar el futbol organizado en todo el mundo. Usaron su posición para llenarse los bolsillos”, dijo la Fiscal Federal. La funcionaria añadió que esta trama de corrupción tiene raíces muy profundas y que operó de manera sistemática durante al menos dos generaciones. La investigación duró más de 12 años. “Los implicados abusaron de su posición de confianza para hacerse con millones de dólares en sobornos y a través del chantaje”, machacó. La madrugada de este miércoles, a petición de las autoridades estadounidenses, seis de los acusados fueron arrestados en Zurich, ciudad donde tiene su sede la FIFA, y donde este viernes se realizarán las elecciones que muy probablemente dejarán a Joseph Blatter como presidente de dicho organismo por un quinto periodo de cuatro años.  Uno más fue detenido en un lugar aún no identificado. Joseph Blatter no está en la lista de los sospechosos. Los detenidos son: el caimanés Jeffrey Webb, vicepresidente de la FIFA y presidente de la Concacaf, el órgano de gobierno afiliado a la FIFA para América del Norte y el Caribe; y el trinitario Jack Warner, exvicepresidente de la FIFA y miembro del Comité Ejecutivo. Además, el uruguayo Eugenio Figueredo, vicepresidente de la Confederación Sudamericana de Futbol (CONMEBOL) y vicepresidente de la FIFA; el costarricense Eduardo Li, presidente de la Federación Costarricense de Futbol (FEDEFUTBOL) y funcionario de la FIFA. El brasileño José María Marín, miembro ejecutivo de la CONMEBOL y titular del Comité Organizador del Mundial de 2014; el nicaragüense Julio Rocha, expresidente de la Federación Nicaragüense de Futbol, y funcionario de la FIFA.  También el británico Costas Takkas, exsecretario general de la Federación de Futbol de Islas Caimán y el venezolano Rafael Esquivel, presidente de la Federación Venezolana de Futbol, y miembro ejecutivo de la CONMEBOL. Nicolás Leoz, exmiembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, quien murió en 2013, también está entre los acusados. Simultáneamente, los federales ingresaron a las oficinas de la Concacaf en Miami para inspeccionarlas. Tras la detención, la Procuraduría Federal de Justicia de Suiza dijo que los sospechosos aceptaron sobornos por más de 150 millones de dólares. Estados Unidos presentó cargos contra los sospechosos porque los presuntos sobornos ocurrieron en ese país. “De acuerdo con la petición de Estados Unidos, estos crímenes se acordaron y se prepararon en Estados Unidos y los pagos se realizaron a través de bancos de Estados Unidos”, reveló la procuraduría. “Los mismos líderes de la FIFA engañaron a los miembros que se supone representaban. La corrupción, la evasión fiscal y el blanqueo de dinero no pueden ser los pilares de ningún negocio”, dijo Richard Weber. El exscecretario general de la Concacaf, Chuck Blazer, aparece citado en el informe de la investigación como una de las personas que cooperó con las autoridades para poder montar el caso y admitió su culpabilidad en la trama. También José Hawilla, propietario de la compañía Traffic Group, con sede en Brasil. La Fiscal Lynch espera que los arrestados puedan ser extraditados para ser juzgados en Estados Unidos y que estas acciones legales manden un claro mensaje a los dirigentes del futbol mundial. Las principales víctimas, indicó, son las jóvenes ligas en países en vías de desarrollo que se benefician de los ingresos generados por los derechos del futbol. También los cientos de millones de seguidores que tiene este deporte por el mundo. “En lugar de promocionar el deporte, explotaron su posición a cambio de efectivo de compañías que buscaban contratos de la FIFA, pues esos sobornos se canalizaron a través de intermediarios”, aclaró el director del FBI, James Comey.  

Comentarios