Vidal llora, pide perdón y no será castigado

miércoles, 17 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- En medio del llanto, el mediocampista chileno Arturo Vidal pidió perdón a todo el país por sus actos, y en su deslinde aseguró: “sólo tomé dos tragos, pero puse en riesgo la vida de mi mujer y de muchas personas”. En conferencia de prensa, en la que únicamente se limitó a leer con mucha dificultad un breve comunicado, Vidal dijo tras su accidente automovilístico de anoche bajo los efectos del alcohol: “Quiero contar lo que pasó: ayer fui al casino. Tomé dos tragos, tuve un accidente que todos saben y puse en riesgo la vida de mi mujer y de muchas personas. Estoy arrepentido… le quiero pedir disculpas al país entero”. “Me cuesta hablar. Estoy avergonzado de lo que pasó. Sólo me queda pedir disculpas. Sentí el apoyo de la gente. Esta oportunidad que se me da es por algo. Sólo pedir disculpas a todos; les fallé a todos. “Ahora intentaré dar lo máximo para ser campeón, que me perdone la gente que involucré en este accidente. Emocionado hasta las lágrimas, el mediocampista chileno prosiguió en la lectura, de apenas dos minutos: “Quiero dar las gracias a la gente que me apoyó todas las horas que estuve… estuve con la Policía. Quiero disculparme con mis compañeros, la gente, el cuerpo técnico, con todo el país”. En el seno de la selección chilena, donde Vidal ya se reintegró a la disciplina, todo sigue como si nada hubiera ocurrido. El entrenador de los andinos, el argentino Jorge Sampaoli, ya anunció que no habrá ni castigo ni exclusión para el futbolista que por excederse de copas destruyó su Ferrari rojo.

Comentarios