La UNAM prohíbe novatadas que pongan en riesgo salud de deportistas

jueves, 30 de julio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Dirección General de Actividades Deportivas y Recreativas (DGADR) de la UNAM informó que ya no permitirá que las novatadas a los jugadores de sus equipos de futbol americano pongan en riesgo su salud, por lo cual de ahora en adelante un equipo de médicos determinará el tipo de actividades que sí estarán permitidas. “La Dirección General de Actividades Deportivas y Recreativas de la UNAM ha determinado cancelar cualquier actividad del proceso de iniciación que ponga en riesgo la salud de nuestros jugadores. A partir de ahora, serán reguladas y supervisadas por equipo médico, que dictaminará las actividades a realizar”, se lee en un comunicado de prensa. Apro dio a conocer el miércoles 29 que el jugador Juan Francisco Espinoza Martínez, de 19 años, fue hospitalizado con un cuadro de neumonitis, lesiones en la piel y sin oxigenar adecuadamente, luego de haber participado en la novatada que le permitiría ganarse un lugar en el equipo de Liga Mayor Pumas CU. Durante décadas la UNAM, la institución educación superior mexicana de mayor prestigio en el mundo, ha tolerado las llamadas novatadas, es decir, ritos de iniciación mediante los cuales los jugadores de futbol americano obtienen su derecho a ser aceptados en el equipo y que consisten en pasar “pruebas” y tolerar agresiones físicas y castigos. En el caso de Espinoza, recién egresado del equipo de categoría Intermedia Tigres de CCH Sur, durante 10 horas fue sometido a ejercicios extenuantes bajo el sol, y fue “chancleado”, lo que le ocasionó quemaduras y lesiones en la piel. Después sus compañeros de equipo –los veteranos de quinto año-- lo “bañaron” con pintura de aceite, sustancia que no pudo retirar de su cuerpo. De acuerdo con el parte médico que ofreció el director del Hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE, Roberto Baños, la pintura impidió que se realizara el proceso normal de sudoración mediante el cual se regula la temperatura del cuerpo. Además, el haber respirado los hidrocarburos del químico, se ocasionó la inflamación de los alvéolos y edema pulmonar en la víctima de la novatada. El martes 28 el jugador tuvo que entrar a quirófano para que, anestesiado, los médicos retiraran con solventes los residuos de pintura impregnada en su cuerpo y que no fue posible quitar con agua y jabón. “Tomó casi dos horas hacer la limpieza, y después entró al área de cuidados intensivos por el problema de saturación de oxígeno y la presencia de flema debido a la neumonitis. Cuando se aplica pintura y/o solventes que tienen hidrocarburos, éstos se evaporan y se inhalan. Eso inflamó los alvéolos y por eso no estaba respirando bien. Fue intubado para que entrara presión de oxígeno por vía ventilatoria. Y se le tuvo que dar un sedante para que no se resistiera a la intubación, que es muy molesta”, explicó Baños a Apro. Ayer por tarde se le retiró el tubo de la tráquea y comenzó a respirar por sí solo. Este jueves, el jugador comenzó a comer y continúa recuperándose. “Esperamos que el jugador regrese en el transcurso de la próxima semana a entrenar con el equipo Pumas CU de Liga Mayor”, añade el boletín. La temporada de Liga Mayor iniciará el próximo 12 de septiembre. De acuerdo con el último reporte médico, Espinoza Martínez podría ser dado de alta entre sábado y domingo, siempre y cuando un ecocardiograma que está pendiente por realizar confirme que su corazón está en buen estado.

Comentarios