Clausura temporal del puente "bailarín" del nuevo estadio de Rayados

viernes, 4 de septiembre de 2015 · 18:54
MONTERREY, N.L. (apro).- El municipio de Guadalupe ordenó la clausura temporal del puente peatonal que conecta los terrenos de la Exposición Ganadera con la explanada norte del nuevo estadio de los Rayados, debido a la fragilidad de su estructura, que se remece con el paso de la multitud. El alcalde priista César Garza Villarreal anunció que el “puente bailarín” será cerrado durante el partido que el sábado 5 jugará Rayados contra Correcaminos de la UAT dentro de la Copa MX, mientras ingenieros revisan la estructura. “Pensando en la seguridad y tranquilidad de los usuarios, el municipio ha decidido suspender la utilización de este puente por los próximos 15 días, contada esta medida a partir de la primera hora del sábado. (…) No merecemos, como ciudad, tener un puente que produzca intranquilidad”, sentenció. También dijo que la obra realizada por la empresa Pacsa necesitará trabajos de remediación, además de la instalación de los tensores que Rayados ordenó colocar para evitar, sin mucho resultado, los movimientos y las vibraciones que dan sensación de inseguridad. Además de oscilar y vibrar con el paso de las personas, la estructura del andador, inaugurado apenas el domingo 2 de agosto junto con el nuevo estadio, ya evidencia grietas, lo que ha ocasionado molestia y temor entre los aficionados que por ahí deben transitan. “Es evidente que el puente reporta fallas en su construcción que, aunque no comprometen su solidez estructural, sin que haya riesgo de que se caiga o colapse, sí representa un grado de oscilación que inquieta y preocupa a sus usuarios, y no es admisible en una infraestructura de ese tipo que no debe sólo ser segura, sino también cómoda”, expuso. El puente mide 8 metros de ancho por 320 de largo y pasa, a una altura de unos 30 metros, sobre el río La Silla, que cruza el bosque La Pastora, donde está asentado el inmueble. Garza Villarreal dijo que el Instituto de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), encargado de hacer la evaluación de la obra, solicitó la clausura temporal mientras se hacen las revisiones para dar un dictamen definitivo sobre las medidas que se tomarían para remediar los efectos oscilatorios. El edil detalló que la revisión tendrá un costo de 380 mil pesos que serán pagados con aportaciones del impuesto sobre el espectáculo que el club hace al municipio por la celebración de los partidos. Después de esta evaluación, el club deberá tomar medidas definitivas para que el andador ya no provoque temor entre los seguidores de La Pandilla que por ahí cruzan cada vez que hay un partido, advirtió el alcalde, y aclaró que las obras de remediación serán pagadas por Rayados. En lugar de utilizar el puente “bailarín”, los aficionados serán conducidos a una rampa vehicular cercana, aún sin utilización, por donde ascenderán hasta llegar al moderno estadio con capacidad para 51 mil espectadores, que tuvo un costo de unos 3 mil millones de pesos. El edil afirmó que la decisión la tomó sin consultar al gobierno estatal ni al club Monterrey, propiedad de la empresa Fomento Económico Mexicano (Femsa). Por último, César Garza Villarreal señaló que “el riesgo de colapso del puente es inexistente”.

Comentarios