Tri suma un punto tras encarar a Panamá en juego ríspido y complicado

martes, 15 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- México, que extravió el gol contra Panamá y fue incapaz de superar a un aguerrido adversario, se marchó del estadio Rommel Fernández con el empate sin anotaciones, en un juego ríspido y complicado, en el hexagonal final de Concacaf, clasificatorio para el Mundial Rusia 2018. Con el resultado, la selección mexicana acumula 4 puntos y ocupa el segundo peldaño del hexagonal final junto con Panamá, detrás de Costa Rica (6 unidades), que esta noche en San José goleó 4-0 a Estados Unidos, que sigue sin sumar en el último tramo hacia la Copa del Mundo. Los estadunidenses ya acumulan dos tropiezos de forma consecutiva y por ahora se alejan de las chances mundialistas. Por su parte, Honduras (con 3 puntos) está de regreso al superar en casa por 3-1 a Trinidad y Tobago, que junto a Estados Unidos ocupa el último sitio de la clasificación general, con cero unidades. El defensa mexicano Diego Reyes vio la tarjeta amarilla –la segunda en forma consecutiva– y se perderá el siguiente juego por acumulación de amonestaciones ante Costa Rica, en marzo, cuando se reanuden las eliminatorias. México no sólo sufrió las ausencias de Carlos Vela, Andrés Guardado y Carlos Salcedo –estos últimos por lesión–, sino que encima sus mejores artilleros disponibles –Javier Hernández, Raúl Jiménez y Giovani dos Santos– apenas aparecieron en la mojada cancha panameña. La selección tricolor no gana en territorio panameño desde el 16 de julio de 2000, cuando superó por la mínima diferencia a los canaleros con solitaria anotación de Miguel Zepeda. Pero esta noche, en un juego monótono, el representativo tricolor no alcanzó siquiera a elaborar un juego regular. Por el contrario, el partido, que careció de precisiones, fue extremadamente intermitente por los constantes roces, principalmente de los locales, que en las instancias finales dominaron a los dirigidos del colombiano Juan Carlos Osorio. Sin embargo, el portero Guillermo Ochoa, con sus oportunas intervenciones, fue fundamental para evitar el tropiezo: al minuto 48 se lanzó a su izquierda para congelar el remate lejano y a ras del césped de Blas Pérez. Luego, Ochoa apareció en las instancias finales para ahogar el grito de gol de los locales. Por México, la jugada de mayor peligro salió de los botines de Raúl Jiménez, quien remató de primera intención en una mala salida de la defensa panameña al minuto 51.

Comentarios