'Fui violado entre 50 y 100 veces” por mi entrenador, revela exfutbolista inglés

viernes, 25 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MEXICO (apro).- “Fui violado entre 50 y 100 veces” por el entrenador, reveló este viernes el inglés Chris Unsworth, exjugador del Manchester City y del Crewe Alexandra. Unsworth, de 44 años, relató que la primera vez que su entrenador abusó de él tenía apenas 9 años y que se retiró del futbol a los 16 años. “Mis padres han fallecido y me duele no habérselo contado. Aunque no sé si hubiese sido bueno porque, quizá, se hubieran echado la culpa”, contó el exfutbolista a la BBC. Otro exjugador, Jason Dunford, también admitió este día haber sido víctima de abuso sexual. Ambos fueron violados por su entrenador Barry Bennell cuando jugaron en el Crewe Alexandra. El entrenador acusado, de 62 años, ya se cambió el nombre (por Richard Jones) y se declaró culpable de al menos 23 cargos por abusos sexuales. El entrenador, que abusó de niños cuyas edades oscilan entre los 9 y 15 años, fue condenado a nueve años de prisión. En un caso de violación sistemática que escandaliza el futbol inglés, Andy Woodward, exjugador del Bury, denunció apenas la semana anterior que fue víctima de abuso sexual por el entrenador Bennell. A estas acusaciones se unieron las de Steve Walters, ex del Crewe. Desde entonces, al menos siete exjugadores revelaron que también fueron víctimas de abusos sexuales, entre ellos Paul Stewart, legendario ex futbolista de la Liga Premier y Andy Woodward. David White, exjugador del Manchester City, también reconoció que fue víctima de Bennell. Dunford detalló que después de que el entrenador Bennell comenzó a tocarle lo atormentó diciéndole que “jugaría cada domingo y luego dejándome en el banquillo sin jugar…”. Por su parte, Stewart reconoció que fue víctima de abuso sexual por otro entrenador, sin revelar su nombre. El exfutbolista abundó que el técnico lo amagó con matar a sus padres y a sus hermanos si les contaba algo. Y dijo que por estas amenazas se involucró en el mundo del alcohol y las drogas.

Comentarios