Pide 'Tuca” se asuman acciones para evitar otra final en Navidad

lunes, 28 de noviembre de 2016
MONTERREY, NL (apro).- La calendarización de la liguilla del torneo Clausura 2016, que prevé la suspensión de actividades si América avanza a la final, dejará al equipo que vaya a enfrentar “chupándose el dedo” mientras las Águilas cumplen con su compromiso decembrino en el Mundial de Clubes de Japón, se quejó hoy el entrenador de Tigres, Ricardo Ferretti. “Pregunto, ¿qué es más importante, ese torneo o nuestro campeonato? Se para el campeonato (mexicano), porque el otro es más importante”, dijo en referencia a la justa organizada directamente por la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA). Aunque reconoció que esa eventualidad había sido prevista desde el inicio del campeonato, consideró increíble que la Federación Mexicana de Futbol no haya encontrado otra manera de conciliar las fechas de la campaña doméstica y el mini torneo anual del que resulta el mejor club del planeta. En la semifinal mexicana las Águilas enfrentarán el jueves 1 y el domingo 4 de diciembre a Rayos de Necaxa, en juegos en Aguascalientes y la Ciudad de México. En la otra serie, Tigres y León se enfrentarán este miércoles 30 y el sábado 3 de diciembre, en juegos en Nuevo León y Guanajuato. De los ganadores saldrán los equipos que disputarán la copa azteca, aunque si llega América, la acción se suspenderá 17 días, pues la gran final, en cotejos de ida y vuelta, se disputaría los días 22 y 25 de diciembre, para permitir a los emplumados que cumplan sus compromisos en Japón y regresen. “Independientemente de si uno lo dice o no antes, híjole, uno se pregunta: ¿Cómo es posible que suceda? Y no es la primera vez, aunque todos aceptamos así. Si el América pasa, luego de enfrentar a Necaxa, que está muy difícil, pero suponiendo que así sucediera, entre León y nosotros, el que llegue a la final se queda chupándose el dedo”, señaló el estratega brasileño. América se proclamó este año campeón de la zona de Concacaf, con lo que obtuvo el pase para el Mundial de Clubes que se celebrará del 8 al 18 de diciembre. La escuadra que dirige Ricardo Antonio La Volpe entrará en acción en cuartos de final contra el surcoreano Jeonbuk Hunday Motors, el 14 en Osaka. El ganador de esa llave enfrentará el 15 al Real Madrid, de España, instalado ya en semifinales. El triunfador jugará el campeonato el domingo 18 de diciembre. Tras reiterar que no puede inconformarse, pues aceptó esta condición antes de que iniciara el campeonato, El Tuca Ferretti pidió a los federativos emprender una mejor planeación para que los juegos decisivos no se empalmen con otros compromisos internacionales, como ocurrió en el pasado con la Copa Libertadores de América, a la que México ya renunció. “Ahora se presenta la oportunidad de preguntar si no se puede hacer algo para que esto no suceda otra vez, dentro de un año. Suponiendo que América avance, del domingo 4 al 22, cuando se juega la final, hay 17 días”, alertó. Por estas deficientes planeaciones, cuando los equipos mexicanos avanzaban a fases de liguilla en la Libertadores, tenían que dividir el plantel para establecer prioridades, lo que los dejaba en desventaja tanto en el torneo continental como en el casero.