Celebra Tigres la quinta estrella con megafiesta en la Macroplaza (Videos)

lunes, 26 de diciembre de 2016
MONTERREY, NL (apro).- Aficionados y jugadores de Tigres festejaron la quinta estrella conquistada el domingo por la noche con una celebración multitudinaria en la Macroplaza. Anoche, el equipo universitario venció a las Águilas del América en una electrizante final que en tiempo regular terminó con empate sin goles y que en tiempos extras tuvo una igualada a un gol, con anotación del auriazul Jesús Dueñas quien, en el último minuto, conectó de cabeza para enviar el drama a los penales. Los aficionados vieron cómo el arquero tigres Nahuel Guzmán detuvo los tres de los capitalinos, mientras por el equipo de casa anotaban Gignac, Juniho y Pizarro, para decretar un nocaut que le daba a Tigres el gallardete y hacía fracasar totalmente los festejos del centenario americanista. La locura fue instantánea. En el graderío la afición se entregó a los felinos de Ricardo Ferretti quien obtuvo su tercera estrella con la franquicia. Luego del festejo en el estadio, donde alzaron la copa como monarcas del torneo Apertura 2016 del Futbol Mexicano, los jugadores se tomaron una ducha rápida y subieron al autobús que los llevaría directamente a la Macroplaza para festejar con la afición esa misma noche. El equipo no tiene tiempo para festejos. La liga inicia en los primeros días del año entrante, por lo que la preparación para la campaña será instantánea y sin tiempo para el descanso. Miles de personas escoltaron el trayecto desde el Volcán hasta la Macroplaza. “Somos Incomparables. Somos Campeones”, se leía en la parte alta del autobús que llevaba a los héroes que convirtieron a Tigres en el equipo más ganador de la década para el balompié azteca. Más de dos horas tardó la unidad en cubrir el recorrido. Miles de aficionados, volcados en las calles se atravesaban al paso del autobús para tomarse fotografías. El avance era lento, aunque los jugadores en el turibus se veían felices. Algunos de ellos grabaron, también en sus teléfonos el festejo en la calle, con las aceras abarrotadas. En algunos tramos, los aficionados le cantaban al goleador francés la canción de la Sonora Santanera, con la respectiva adecuación: “¡Bomboro, Gignac-Gignac, el bombroro!” La explanada de los Héroes, en la Macroplaza, estaba inundada por la feligresía felina, la conocida como los Incomparables. Algunas fuentes referían que había más de 50 mil seguidores. Otras elevaban la cifra a 200 mil. Muchos de ellos habían acudido antes del juego, con la esperanza de que fuera transmitido en la gran pantalla colocada enfrente del Palacio de Gobierno. No hubo juego, sólo imágenes de los festejos. Cerca de la 1:30 del lunes llegaron los jugadores al templete preparado. Los más aclamados eran Tuca Ferretti; el francés André Pierre Gignac, que en su segundo año con Tigres ya conquistó dos campeonatos y un cetro de goleo; y el superhéroe San Nahuel, que contuvo toda la metralla de la artillería americanista. Para festejar la quinta estrella, Nahuel, Juninho, Sosa y el “Gringo” Torres se raparon como una manera de celebrar. Tuca, como es su costumbre cuando alza la copa, se afeitó el bigote. Algunos jugadores le dedicaron un canto a los rivales de la ciudad: ¡Porpopooo, poropopooo, el que no salte es rayado maricón!”. Al tomar el micrófono, brevemente, el entrenador brasileño agradeció a los aficionados su respaldo. Reconocido por su gesto adusto, en esta madrugada se le observó sonriente y feliz. Los jugadores levantaron el trofeo acompañados de sus familias. Junto a ellos estaban los directivos, Alejandro Rodríguez, presidente; y Miguel Ángel Garza, gerente del equipo que, junto con Ferretti, crearon a partir del 2010, la arquitectura para convertir en una marca ganadora al equipo de la Universidad Autónoma de Nuevo León administrado por la empresa Sinergia Deportiva, filial de Cementos Mexicanos. En la explanada retumbó “We are the champions”, el himno pop de la victoria. Los jugadores se retiraron 30 minutos después y la afición siguió los festejos hasta las 3:00 horas.

Comentarios