Vuelo del avión del Chapecoense no debió autorizarse; le faltó combustible

lunes, 26 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La causa del accidente del avión que trasladaba al equipo brasileño Chapecoense fue la falta de combustible. El secretario de seguridad de Aeronáutica Civil de Colombia, Freddy Bonilla, informó que la escasez de combustible se debió a una programación de vuelo errónea de acuerdo con los estándares internacionales. A esta conclusión se llegó con base en el análisis de las cajas negras del avión de la aerolínea LaMia, accidentado el 28 de noviembre cerca de Medellín y en el que murieron 71 personas. Bonilla indicó que la aeronave fue llenada totalmente con combustible, sin embargo, estaba preparada para volar una distancia inferior a la que separa Medellín de Santa Cruz, Bolivia, de donde despegó. Además, la tripulación del avión se demoró en reportar la falta de combustible y la empresa no debió permitir el despegue de la aeronave. El funcionario descartó que hubiera habido una falla técnica, sabotaje o comportamiento suicida por parte del piloto, y atribuyó el accidente a una cadena de errores humanos. Las grabaciones de la conversación entre el piloto del avión y la controladora del aeropuerto de Medellín, donde debía aterrizar la aeronave, ya habían apuntado a la falta de combustible como la principal causa del accidente. Aeronáutica Civil, la máxima autoridad en la materia en Colombia, detectó también exceso de equipaje de unos 500 kilogramos, aunque no lo relacionó con el accidente. Bolivia, Brasil y el Reino Unido participaron en la investigación. El gobierno boliviano ya responsabilizó a la aerolínea y a su piloto del accidente.