'Travieso” Arce intentó suicidarse, revela su hermano

viernes, 4 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El exboxeador y actual comentarista deportivo de Televisa, Jorge Travieso Arce, intentó lanzarse desde un auto en movimiento a 120 kilómetros por hora, reveló su hermano Francisco Panchito Arce. El intento de suicidio del excampeón del mundo ocurrió minutos después de abandonar la prisión en el condado de Orange, California, acusado de abuso sexual por la empleada de un hotel, cargo por el que podría pagar una condena en prisión de entre tres a ocho años. El diario El Universal atribuye al hermano del expugilista las siguientes versiones: “(Jorge) estaba muy consternado, preocupado por todo lo que se ha hablado y se ha dicho contra él. Se sentía muy frustrado. Me hizo pasar un momento muy difícil cuando salíamos de la cárcel y veníamos para mi casa (en Los Ángeles). Se quitó el cinturón y me dijo que no podía, que se iba tirar al freeway (autopista). Le pedí que no me hiciera eso... “Le dije que si hacía una locura me iba a meter en problemas y que de mí dependen mis hijas. Le pedí también que pensara en sus propias hijas. Me entendió, se volvió a poner el cinturón y me abrazó. Le aseguré que todo iba a pasar cuando se diera a conocer la verdad”. De acuerdo con Francisco Arce, el analista de boxeo de Televisa está preocupado por lo que pueda pensar su familia, esposa e hijas del supuesto abuso sexual por el que fue acusado. “Nos interesa limpiar la imagen de mi hermano. Esta persona (la presunta agraviada) busca dinero, y la están aconsejando”. Jorge Arce, quien conquistó cinco títulos mundiales en su etapa profesional, fue detenido y trasladado al Central Men´s & Women´s Jails, de Orange, California, el domingo 28 de febrero. Tres días después, el exboxeador recobró su libertad tras el pago de una fianza de 25 mil dólares. Arce forma parte del equipo de comentaristas de la televisora de Emilio Azcárraga Jean y viajó el pasado fin de semana a Anaheim, California, para la transmisión de la velada boxística que encabezaron el mexicano Leo Santa Cruz y el boxeador español Kiko Martínez. “En los próximos días vamos a tener un careo en Estados Unidos, y ahí se descubrirá esta gran mentira. Esa mujer no tiene pruebas de nada, porque nunca hice nada malo”, aseguró el acusado el jueves 3, a su llegada a Los Mochis, Sinaloa.

Comentarios