La Policía Federal se infiltró en el automovilismo

sábado, 30 de abril de 2016
La ley es muy clara: ningún civil puede usar los colores y las insignias que emplea la Policía Federal. Pero en un ejercicio de opacidad, éste es el segundo año que pilotos de la Nascar y de la Súper Copa Telcel lo hacen. Sin aclarar quién dio la autorización, bajo qué modalidad ni con qué compromisos y contraprestaciones, los equipos involucrados sólo dicen que lo hacen “por gratitud” y para fomentar la cultura del manejo responsable… Y no sólo la Policía Federal sigue este esquema, el Ejército también lo ha hecho. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Rubén Rovelo y Óscar Torres, pilotos de los campeonatos de automovilismo Nascar México Series, y Santiago Tovar, de Súper Copa Telcel, han utilizado, para competir, coches pintados como patrullas de la Policía Federal (PF), así como los colores e insignias de esta corporación en sus uniformes y vehículos, lo que viola el Código Penal Federal y el Manual de Uniformes y Divisas. Mediante una solicitud de acceso a la información, la PF declaró “la inexistencia” cuando se le preguntó si cualquier piloto puede utilizar un coche pintado como patrulla y si existe un programa de apoyo o patrocinio a deportistas, que justifique este hecho. Santiago Tovar reveló que él no recibe dinero de la Policía Federal y que fue su escudería, G3C Racing Team, la que le pidió que fuera la imagen de esta institución, así como lo fue Rovelo en 2015, para promover un programa de manejo seguro que concientice a la población de no conducir a exceso de velocidad y bajo la influencia del alcohol. Una fuente de la PF –que pidió el anonimato– dio a conocer que el director de esta corporación, Enrique Galindo, autorizó “mediante un convenio” que, durante la temporada 2015 de la Nascar, Rubén Rovelo corriera con un auto pintado como patrulla federal, sin ninguna marca o publicidad, pero desconoció que para este año la escudería G3C Racing Team lo esté haciendo con Santiago Tovar. Según la información proporcionada a Proceso, en 2015 los responsables de la escudería G3C Racing Team le preguntaron al comisionado general de la PF, Enrique Galindo Ceballos, de qué manera podían agradecerle a la institución la ayuda que les brindaron para atender dos casos de secuestro. Les informaron que tenían dos coches para competir en el serial Nascar y que uno se pintaría como patrulla. “Ellos metieron un segundo coche para poder financiarse. La escudería consiguió un segundo carro para poner al resto de sus patrocinadores, porque ésa fue una condición que Galindo puso: no compartir imagen con ningún otro patrocinador. Eso se autorizó en un convenio. Pídelo por transparencia para que lo entreguemos”, dijo la fuente a la que se le comenta la respuesta de “inexistencia” a la solicitud 0413100011316. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2061, ya en circulación

Comentarios