En otra vibrante semifinal, Pachuca vence 2-1 al León

domingo, 22 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Pachuca sacó boleto a la final del torneo Clausura 2016 de la Liga Mx, donde enfrentará al Monterrey. Los Tuzos superaron 2-1 (3-2 global) al León en sufrida semifinal con el ingrediente extra del morbo, por tratarse de equipos propiedad de la alianza Carlos Slim-Grupo Pachuca. El partido por el título, como casi nunca ocurre lo definirán el primero y segundo lugar del torneo. El equipo hidalguense, que preside Jesús Martínez Patiño, aprovechó un desacierto del defensa argentino Diego Novaretti, quien anidó el esférico en su propia meta al minuto 21 para tomar ventaja. Sin embargo, antes de acceder a la gran final de la liguilla, Pachuca padeció minutos de enorme tensión y padecimiento, pero otra vez la figura del veterano portero Oscar Pérez volvió a ser fundamental. En pleno dominio de los locales, el portero del Pachuca rechazó un remate de gol al propio Novaretti, a los 30 minutos. Un minuto más tarde, el “Conejo” Pérez ahogó otro grito de gol, tras un remate de cabeza de Burdisso que el veterano guardameta envío a tiro de esquina. León se volcó sobre la meta de los Tuzos en busca de remontar la diferencia, pues de la final lo separaba un par de anotaciones. En tanto, Pachuca, que no podía sentenciar el encuentro, seguía en la final. León emparejó el marcador global con un golazo de Elías Hernández, cuyo remate lejano pegó en ambos postes, al minuto 59. Todavía el equipo visitante mantuvo la presión sobre el arco hidalguense. En otra ofensiva del León, la controversia surgió al minuto 63 por una supuesta falta dentro del área reclamada airadamente por los jugadores del conjunto esmeralda. Al 84’, en otra clara aproximación del León, Burdisso envió el esférico por encima del arco del Pachuca. En una de las escasas respuestas de los locales, Hirving Lozano le ganó la carrera a Jonhy Magallón y ante la salida del portero William Yarbrough sentenció el juego al minuto 93. Sin embargo, al León le bastaba un gol para dejar fuera al Pachuca, por lo que los dos últimos minutos fueron cardiacos con los esmeraldas volcados sobre el arco contrario y los locales queriendo dormir el esférico. La final se jugará el jueves y domingo. Primero en el estadio Hidalgo y luego en el estadio de los Rayados. Es un duelo inédito.

Comentarios