Messi declara por acusación de fraude: 'me dedicaba a jugar futbol, no sabía nada”

jueves, 2 de junio de 2016
MADRID (apro).- Leo Messi, el astro del Fútbol Club Barcelona (FCB), se apegó al guión en su declaración en el juicio que se le sigue por defraudar a la Hacienda española: “La verdad es que no sabía nada, me dedicaba a jugar fútbol, los abogados nos llevaban las cosas y no tenía idea de nada”. Las autoridades fiscales acusan al jugador y a su padre, Jorge Horacio Messi, por defraudar 4.1 millones de euros al fisco del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de los años 2007, 2008 y 2009. El delantero del Barca declaró hoy en el banquillo de la Audiencia Provincial de Barcelona, en los mismos términos que lo hizo durante su declaración en el juzgado de Gavá, en 2013. Messi llegó alrededor de las 10:00 am (hora española; 3:00 AM en México) al tribunal y esperó cuatro horas para iniciar su declaración en el juicio. La Fiscalía pide 18 meses de cárcel para el padre del jugador –responsable del manejo de los dividendos de la estrella futbolística—, mientras exculpa a Messi de estos delitos. La Abogacía del Estado es la acusación que reclama 22 meses de prisión para el futbolista, quien se negó a responder las preguntas de esta acusación. Especialistas en temas fiscales advierten que el desconocimiento del jugador no le exenta de la responsabilidad del presunto delito de evasión fiscal por el manejo de sus derechos de imagen. Ante las preguntas de la fiscalía sobre la razón de por qué rubricaba tantos contratos sin mirar, Messi respondió que los firmaba, “porque confío en mi papá, en ningún momento pensé que me iba a engañar a mí, lo hacía porque él lo decía. No sé nada de ese tema y nunca me interesó”, señaló. Sobre los millonarios contratos de imagen con patrocinadores, el argentino señaló: “yo tenía que hacer anuncios, fotos y cosas de esas pero no sé por dónde entraba el dinero o dónde iba, no tenía ni idea”. La Agencia Tributaria documentó que los Messi usaron una sociedad opaca en Belice para el manejo de las ganancias por su manejo de imagen, con el fin de evadir el pago de impuestos. Reconoció que vio en dos ocasiones al asesor fiscal Ángel Juárez, pero nunca hablaron de temas contables o la forma de tributar sus asuntos de imagen. “Si lo vi dos veces es mucho”, aceptó. El jugador argentino llegó a la Audiencia provincial en Barcelona acompañado de sus familiares y directivos del club de fútbol. Antes que el jugador declaró su padre, Jorge Horacio Messi, quien señaló que desde el inicio de la carrera deportiva de su hijo, en 2001, intentó “facilitarle la vida”, debido a que su hijo solo “se dedicaba a jugar a fútbol”. Tuvieron la asesoría del fiscalista argentino Rodolfo Schinocca, quien les recomendó crear una “organización para llevar los derechos de imagen”. También se pusieron en contacto con el despacho del fiscalista Ángel Juárez en Barcelona para la negociación de los contratos. Con Schinocca terminó su relación en 2006 luego que tuvieron diferencias en la firma de acuerdos con Nike y Adidas, que terminó en los tribunales. El padre afirmó que el fiscalista argentino fue condenado en Argentina y en Gibraltar, después de denunciarlo. Desde entonces, solo el despacho barcelonés se encargó de las cuentas del jugador. “Yo sólo me encargaba de ir de vez en cuando o llamar ya que esto no lo entiendo”, dijo Jorge Horacio Messi. El padre del delantero del Barca sostuvo que las instrucciones que dio a Juárez era “cuidar el patrimonio” y se desvinculó de cualquier instrucción tendiente a “hacer un entramado” de sociedades para la evasión de impuestos. El Palacio de Justicia de Barcelona estuvo vigilado por un fuerte dispositivo de los Mossos d´Esquadra –la policía autonómica— para garantizar la seguridad del lugar ante la presencia de muchos aficionados, curiosos y más de 200 medios de comunicación acreditados.

Comentarios