Localizan cadáver del segundo alpinista mexicano en el Huascarán

viernes, 22 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de tres días de búsqueda, policías y rescatistas de Alta Montaña de Perú encontraron los cadáveres del mexicano José Miguel Mendoza Paulín y el peruano Gilberto Loli, alpinistas víctimas de una avalancha cuando escalaban el Huascarán. Con el hallazgo de los cuerpos termina la búsqueda de integrantes del grupo de alpinistas que el martes pasado escalaban la montaña más alta de Perú, cuando sobrevino el derrumbe. Ayer los rescatistas de la Asociación de Guías de Alta Montaña de Perú localizaron los cadáveres del mexicano Carlos Belkotosky y del peruano Julio Suárez Rey. De acuerdo con un reporte de la agencia EFE, los restos de Mendoza y Loli fueron trasladados a la morgue de la ciudad de Huaraz, capital de la región peruana de Áncash, donde están los cadáveres de las otras dos víctimas mortales. Los rescatistas encontraron los cuerpos en unas grietas de la montaña alrededor de las 13:00 horas locales (18:00 GMT), en el campo uno de la montaña tras varias horas de descenso. Las cuatro víctimas eran compañeros de expedición del mexicano Rubén Jaén, sobreviviente de la tragedias, así como de otro grupo de los españoles Xavier Guallarte y Marc Veza y sus respectivos guías peruanos, quienes sólo resultaron con golpes luego del alud y fueron atendidos en una clínica de Huaraz. Cuando sucedió la tragedia, los aventureros estaban en la zona de La Canaleta, a cinco mil 800 metros de altura. Se dirigían al campo base dos del nevado, ubicado a una altura de seis mil 768 metros sobre el nivel del mar.

Comentarios