Nadie está más triste que yo: Rommel Pacheco

martes, 16 de agosto de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El clavadista mexicano Rommel Pacheco expresó su desilusión al concluir la prueba de trampolín de tres metros en el séptimo lugar de la clasificación general, durante su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016: “La verdad que esperaba la medalla. Esto se gana clavado a clavado… Es cuestión de estar tranquilo y abrí la competencia con mucha energía, lo que me costó el primer clavado y después ya fue complicado remontar”. En declaraciones a la cadena ESPN, el clavadista aceptó que no tuvo su mejor comienzo y por ello le resultó difícil el evento. “La verdad quería disfrutar la competencia y hacer el mejor papel, pero no fue mi mejor competencia. Ni modo. No quiso caer la medalla en estos Juegos”, lamentó. El medallista de oro en los Panamericanos de 2003, agregó: “Hoy no se dio y me hubiera encantado darle a México una medalla. Nadie está más triste que yo”. Y resumió que “así es el deporte: a veces te da, a veces te quita”. Sobre su futuro, con 30 años y su participación en tres Juegos Olímpicos, Pacheco Marrufo adelantó que continuará en la disciplina de los clavados. “Ya veré qué decisión tomo (pero) créanme que doy el corazón cada día en cada entrenamiento”, sostuvo Pacheco, con más de dos décadas de trayectoria.