Afiliados a la liga de futbol de EU repudian prohibición de Trump

lunes, 30 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El sindicato de jugadores de la liga de futbol de Estados Unidos (Major League Soccer, MLS) se manifestó en relación con la orden ejecutiva del presidente Donald Trump que prohíbe temporalmente la entrada al país a refugiados y visitantes de siete países musulmanes. En un comunicado, la Unión de Jugadores repudió la acción de Trump y también respaldó la posición del capitán de la selección de Estados Unidos, Michael Bradley, quien fustigó las acciones del presidente. “Estamos profundamente consternados, específicamente por dos cosas: que nuestros jugadores puedan sentir un impacto negativo, y en general por todas esas personas que sufrirán por el resultado de la prohibición implementada el viernes. “Estamos extremadamente decepcionados por la prohibición y sentimos que va contra los valores de inclusión que nos definen como país. Estamos orgullosos de la constructiva y mesurada manera en la que Michael Bradley se expresó sobre la prohibición”, se destaca en el documento. El domingo 29, Bradley expresó su vergüenza e indignación por la política de Donald Trump. “Estoy tan triste y avergonzado. Cuando Trump fue electo, sólo esperaba que el presidente fuera diferente al candidato. Que la retórica xenofóbica, misógina y narcisista fuera reemplazada por la de alguien humilde y mesurado para dirigir a nuestro país. Estaba equivocado”, dijo. En tanto, el jugador de los Raptors de Toronto, Kyle Lowry, calificó como una “mierda” el decreto del presidente Trump. “Es una mierda. Nuestro país es la tierra de la libertad y por ello pienso que es una mierda. No voy a entrar muy a fondo, sólo decir lo que pienso: que es una mierda”, declaró el jugador que estará en el Juegos de Estrellas de la NBA y representó a Estados Unidos en las Olimpiadas de Río 2016. El viernes pasado Trump promulgó un decreto que prohíbe la entrada a Estados Unidos a ciudadanos de Irán, Irak, Siria, Libia, Somalia, Sudán y Yemen, además de frenar la entrada de refugiados. El presidente de los Raptors, Masai Ujiri, y el entrenador Dwane Casey también criticaron la medida. “Yo soy el primer ejemplo de lo que son las oportunidades. Canadá me la dio, Estados Unidos me la dio”, dijo el nigeriano Ujiri. “Soy ciudadano de Estados Unidos y me siento orgulloso de ello, pero tenemos que ser cuidadosos en cómo hacemos las cosas”, acotó Casey.

Comentarios