Tigres y Rayados empatan en partido de ida de la final

jueves, 7 de diciembre de 2017
MONTERREY (apro).- En un juego pasado por agua y frío, Tigres y Rayados empataron 1-1, en el duelo de ida de la Final Regia, del Torneo Apertura 2017, celebrado esta noche en el Estadio Universitario. Nico Sánchez de cabeza al minuto 9, por La Pandilla, y Enner Valencia, al 27 de penal, por los auriazules, aportaron la cuota goleadora en una velada, tras la que los dos equipos terminaron con 10 jugadores. En esta noche histórica, por ser la primera vez que los dos equipos regios se enfrentan en una serie por el campeonato de liga, las escuadras, que demostraron a lo largo del torneo ser las mejores de la competencia, jugaron con intensidad y buscaron el triunfo desde el inicio. En todo el cotejo tuvieron que ser cuidadosos de más, por el aguanieve que cayó sobre la grama de El Volcán que tuvo temperatura de 2 grados centígrados. La estrategia estaba marcada de inicio, con el técnico felino de Ricardo Ferretti obligado a sacar el resultado en su casa, ante los albiazules de Antonio Mohamed, que se pertrecharon bien para salir con latigazos que pretendieron capitalizar, como lo hizo durante toda su temporada, el tridente ofensivo de miedo conformado por Hurtado, Pabón y Funes Mori. Fue Rayados el que se puso al frente con un gol fortuito que cayó por la vía del corner. Nico peinó un centro cerrado, que hizo que el arquero universitario, Nahuel Guzmán, se enredara y la metiera en su propio arco. Luego de poner número en la pizarra, los visitantes se agazaparon para contragolpear, aunque las llegadas de los locales fueron insistentes. Hasta que en una jugada en el área, Valencia fue derribado cuando se aprestaba a disparar y el silbante Jorge Isaac Rojas no dudó en decretar la pena máxima. El mismo ecuatoriano cobró a lo Panenka dejando sentado al cancerbero Hugo González. Tigres insistió en sus embestidas. André Pierre Gignac voló una que tuvo a modo, en una de las últimas incursiones de la primera etapa que concluyó con agua cristalizada sobre el terreno de juego. Para el segundo tiempo, el Turco intercambió a Nico por César Montes para reforzar la defensa central. Conforme transcurrían los minutos la cancha se encharcaba y la circulación de la pelota se hacía difícil. La última media hora fue de dominio felino, con La Pandilla decidida a cerrar la puerta, conforme con la igualada, aunque no renunciaba a atacar. Con los de la Universidad Autónoma de Nuevo León volcados al frente se abrieron enormes espacios en la media cancha que eran aprovechados por Pabón y Funes Mori que esperaban engancharse en una de esas para descolgarse. Fue en una salida rápida, al 68, que Dorlan tuvo en sus manos la victoria en un mano a mano con Nahuel, aunque la estrelló en el pecho del Patón, que aguantó firme el disparo. Mohamed firmó el resultado al 69, al sacar a su goleador Avilés Hurtado por el contención Jesús Molina, quien reforzó la defensa que se veía superada por momentos ante las embestidas que, por oleadas, le hacían llegar Javier Aquino por izquierda, Valencia por derecha y Eduardo Vargas y Gignac insistiendo por el centro. Fue el marsellés el que al 76 cimbró la meta rayada al estrellar un severo derechazo en el poste. Tuca enviaba a sus pupilos al frente, y aunque escupían centros una y otra vez, se encontraban con una congestionada área rayada, plagada de zagueros y volantes. El juego se ensució en los últimos diez minutos por la cancha difícil, las faltas y las tarjetas. Por los de rayas, Vangioni vio la roja, por doble amarilla al 88, luego de una falta sobre Sosa. Por las filas universitarias Hugo Ayala también se fue a las regaderas al 91, por una falta sobre Funes Mori que le significó la segunda preventiva. El duelo terminó con un salomónico empate que, pese a ello, beneficia al Monterrey, que el domingo a las 18:00 horas, en la vuelta, buscará sentenciar la Final en su casa, el estadio BBVA Bancomer, donde se ha mantenido invicto a lo largo de la temporada.

Comentarios