La resiliencia del Tri sobre el 7-0 ante Chile, a unas horas de enfrentar a Corea del Sur

viernes, 22 de junio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A unas horas de que México dispute su segundo partido en Rusia 2018 ante Corea del Sur, el entrenador Juan Carlos Osorio y el mediocampista Andrés Guardado hablaron sobre la derrota 7-0 que la selección nacional sufrió ante Chile en la Copa América hace un par de años. Para ambos, ese resultado les sirvió como una lección para no cometer los mismos errores y como un acicate para no dejarse vencer mentalmente. “En esos momentos difíciles y de fracasos hemos construido el equipo que tenemos ahora. Sí fue un parteaguas para que hoy la selección sea tan fuerte internamente, un grupo tan unido que, a pesar de lo que hemos pasado no haya una torcedura que nos haga dudar”, declaró el capitán. “Hemos sufrido, y yo particularmente lloré esa derrota. Y gracias a ese ser superior porque me ha dado para aguantar, porque no ha sido fácil, pero sería una experiencia que no cambiaría por ninguna otra”, añadió el director técnico colombiano. Osorio narró que se refugió en personas de su entera confianza como Marcelo Bielsa y concluyó que la goliza fue un accidente que le enseñó que cualquier selección puede ganar o perder o ser goleado y que por eso se debe contar con uno o dos planes para sortear hechos inesperados en los partidos. “Es como pensamos ir ahora. Nadie puede garantizar que no tenga un buen inicio en el partido y por muy buena preparación y planificación que exista, el futbol como deporte aleatorio tiene lo impensable. A partir de esa derrota y, como diría Jorge Luis Borges, aprendí que en la victoria todos somos arrogantes si nos la creemos. Tengo que recordar que llegábamos con un récord de 11 partidos ganados y que días atrás se le había ganado a ese mismo Chile, y yo equivocadamente pensé que era momento de jugar talento por talento”, añadió. Guardado insistió en que hay que ser mesurados respecto al desempeño del Tricolor en los dos partidos que le quedan de la fase de grupos porque el triunfo ante Alemania sumó los mismos puntos que si se le hubiera ganado a otro rival. “El elogio es peligroso, traicionero. No nos lo creemos”, soltó. “Si bien es cierto que el triunfo contra Alemania nos hace tener una mayor responsabilidad, no debe cambiar nuestra mentalidad por lo que hemos conseguido. No hemos conseguido absolutamente nada, son puntos valiosos, pero ni estamos clasificados ni dan más puntos por ganarle a Alemania. Nuestro peor enemigo sería relajarnos o tomar este triunfo como si tuviera un valor añadido. De nada va servir si no salimos de la misma manera”, comentó. Este sábado 23, a las 10:00 horas del centro de México, los verdes se medirán a Corea del Sur, equipo que cayó en su primer partido 1-0 ante Suecia. A los asiáticos les urge sumar puntos. El técnico surcoreano dijo que el clima jugará a favor del equipo mexicano. Juan Carlos Osorio señaló que México no se dormirá en sus laurales para enfrentar al rival que aparentemente es el más débil del grupo F. En el hotel de concentración del equipo nacional en Rostov del Don se dieron cita unas decenas de fanáticos para llevarles serenata a los seleccionados. El cinco veces mundialista Rafael Márquez les pidió amablemente retirarse del lugar para dejarlos descansar y les agradeció el gesto para tratar de motivarlos. “Gracias. A nombre de todo el grupo, pedirles que dejen de cantar ya que el día de mañana vamos a tener un partido muy importante y queremos darles mucha satisfacción. Se los pedimos de todo corazón, agradecemos todo el apoyo”, les dijo.

Comentarios