Tsunami Democràtic y su protesta en el clásico: 'España, siéntate y habla” (Videos)

miércoles, 18 de diciembre de 2019
MADRID (apro).- El clásico del fútbol español, Real Madrid–Barcelona, que quedó empatado a ceros, no estuvo exento de la política, ya que los independentistas catalanes querían hacer notar sus reivindicaciones aprovechando que el partido fue visto por unos 650 millones de espectadores en 180 países. Tsunami Democràtic, la plataforma independentista sin dirigencia visible, que convocó a las movilizaciones durante el partido, reconoció a través de Twitter, que no consiguieron llevar a cabo la acción más importante que pretendían desarrollar durante el partido –la cual no fue develada—, por el control policial. Y es que desde primera hora de la mañana, la zona del Camp Nou y el hotel Sofía, en Barcelona, fue prácticamente blindada por un despliegue de más de 3 mil Mossos d´Esquadra, la policía catalana, y elementos de la seguridad privada del equipo blaugrana, que encapsularon la zona por donde iban a transitar las dos escuadras y la entrada de la afición. Los manifestantes independentistas se empezaron a concentrar de forma pacífica desde las 16 horas, cuatro horas antes del partido, se repartieron pancartas y caretas con la cara de Leo Messi, el astro del Barca. [caption id="attachment_611458" align="aligncenter" width="680"] Carteles en el Camp Nou. Foto: Twitter @tsunami_dem[/caption] Poco antes de iniciar el partido, durante el canto del himno del Barca y la formación del mosaico con la senyera (la bandera catalana) en las gradas del Camp Nou, se colaron dos pancartas reivindicativas, una con la leyenda “Spain, sit and talk (España, siéntate y habla)”, una exigencia que se hace al gobierno español para que negocie con las autoridades catalanas una solución al conflicto político. Otra de las pancartas rezaba: “Freedom (libertad)”, en alusión a la exigencia de la libertad de los dirigentes independentistas condenados por el referéndum independentista. Sin embargo, ambas pancartas apenas se pudieron ver en las tomas de la televisión. [caption id="attachment_611461" align="aligncenter" width="1024"] “España, siéntate y habla”, en el Camp Nou. Foto: Twitter @tsunami_dem[/caption] La plataforma también repartió miles de pancartas individuales con la leyenda “Spain, sit and talk. Llibertad – Autodeterminació (libertad – autodeterminación en catalán)”, que los aficionados simpatizantes con la independencia de Cataluña desplegaron antes del inicio del partido. Algunos seguidores lanzaron pelotas de playa al campo, que obligó a interrumpir solo un minuto el partido, y el árbitro dio la orden de continuar la justa deportiva. La convocatoria logró reunir unas cinco mil personas, según la Guardia urbana, en los cuatro puntos señalados por Tsunami para rodear el Camp Nou e impedir el acceso de las escuadras, pero la seguridad encapsuló bien a los manifestantes que no lograron impedir el traslado de los jugadores. La seguridad fue tan exhaustiva en el ingreso al estadio, que provocó malestar para los aficionados, donde les fueron retiradas las miles de máscaras con la cara de Leo Messi, el astro del Barcelona. Poco antes de iniciar el partido, se produjeron algunas peleas provocadas por unos 30 miembros de los Boixos Nois, la agrupación de seguidores ultraderechistas del Barca, que chocaron con seguidores independentistas en los aledaños del Camp Nou. Mientras en el campo se jugaba la segunda parte del intenso juego, en las calles aledañas al estadio de produjeron algunos disturbios, enfrentamientos y quema de contenedores de basura, que tuvieron como respuesta la carga de la policía antimotines y la acción de los bomberos para extinguir los incendios. En lo deportivo, el partido se aplazó del 26 de octubre en varias fechas hasta que quedó acordado este 18 de diciembre. Aunque hubo ayuno de goles, el Barcelona mantiene el liderato por diferencia de goles, precisamente lo que no hubo esta noche en el Camp Nou y que hizo que en este clásico hubiera mucho ruido y pocas nueces.