Deportes

Pumas hace la hazaña ante Cruz Azul y se enfrentará al León en la Final

Pumas hizo lo impensable: superar una desventaja de 4-0 en la Ida, para imponerse por el mismo marcador en la Vuelta ante Cruz Azul, equipo que, una vez más, hizo honor a su "maldición".
domingo, 6 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Los Pumas de la UNAM se impusieron 4-0 al Cruz Azul (4-4 en el marcador global) en una remontada histórica para avanzar a la final del Torneo Guardianes 2020 donde se medirán al León.

En la cancha del estadio Olímpico Universitario, la noche de este domingo ocurrió lo impensable: que un equipo se sacudiera un marcador adverso de cuatro goles para clasificar a la final del futbol mexicano.

La tragedia de la Máquina Celeste se comenzó a gestar desde el minuto 3, cuando en jugada de tiro de esquina el argentino Juan Ignacio Dinenno disparó cruzado de derecha y mandó el balón al fondo de la red.

Lejos de intentar anotar un gol para obligar a los universitarios a marcar seis, los pupilos de Robert Dante Siboldi jamás salieron del asombro del gol tempranero.

Al 37, el segundo tanto de los Pumas dejó helados a los cruzazulinos. Gol de Dinenno, jugada en la que el árbitro César Arturo Ramos señaló fuera de lugar de Juan Manuel Iturbe. La jugada fue revisada en el VAR y el gol fue dado por bueno: tras una serie de rebotes después de un disparo de Iturbe, finalmente Dinenno fusiló al portero Sebastián Jurado quien estuvo en el lugar de José de Jesús Corona que no alineó por lesión.

Con la sombra de la llamada maldición que los persigue, los cementeros terminaron por perder la brújula y antes de irse al descanso los Pumas les metieron el tercero sin respuesta por conducto de Carlos González para el 3-0 (3-4 global).

En la segunda mitad el sistema de juego no cambió dramáticamente, los de Siboldi, timoratos, sin capacidad no para retener el balón y ni siquiera reventarlo para tenerlo fuera de su campo le apostaron a resistir y al cansancio de los felinos.

Los Pumas perdieron al zaguero Alejandro Mayorga por lesión tras un choque. Siboldi quiso ajustar sacando al “Piojo” Alvarado y metiendo a Yoshimar Yotún quien ni se notó en la cancha.

El 11 de Andrés Lillini buscaba el gol del pase y que enfriara el encuentro, pero el cansancio se notaba. Por momentos, le apostó al contra golpe y a esperar una jugada a balón parado hasta que al minuto 88 ocurrió lo impensable: centro de Alan Mozo que Juan Pablo Vigón remató en el corazón del área donde estaba solo y los zagueros cruzazulinos completamente extraviados.

Así, a pesar de la regularidad y el gran torneo que dio Cruz Azul, otra vez, dejó escapar la oportunidad de disputar una final para tratar de pelear por su primer título en 23 años.

Con ello, la final del Guardianes 2020 se disputará entre León y Pumas, primero y segundo lugar en el torneo regular, respectivamente. Aunque los horarios están por definirse, el juego de Ida se disputará en el estadio Olímpico Universitario, en la Ciudad de México, y la Vuelta en el Nou Camp, en León.

Comentarios