América separa de manera definitiva a Renato Ibarra

jueves, 12 de marzo de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Club América separó de forma definitiva al futbolista Renato Ibarra, una semana después de que el seleccionado ecuatoriano fuera acusado de violencia familiar tras agredir a su esposa Lucely Chalá. La esperada decisión la hizo pública este jueves el club capitalino por medio de un comunicado difundido en sus redes sociales. Todavía está pendiente la situación legal del jugador, quien permanece detenido. La resolución del América se produce antes de que las autoridades judiciales de la Ciudad de México dicten sentencia al futbolista. El mediocampista, de 29 años, fue aprehendido el jueves pasado por agresión a su esposa Lucely, quien se encuentra embarazada. Ese día, Ibarra fue trasladado al ministerio público bajo los cargos de tentativa de feminicidio, tentativa de aborto y violencia familiar. En el comunicado oficial, el club capitalino aseguró que respalda a la víctima, al tiempo que condenó la actitud del quien fuera uno de sus jugadores estelares: “El Club América reitera su compromiso absoluto y cotidiano para contribuir a erradicar la violencia de género y a promover una cultura de respeto hacia las mujeres. En este sentido, reprueba tajantemente los actos realizados por el señor Renato Ibarra”. El club expuso que buscará el apoyo de la Comisión Nacional para Prevenir la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM) desplegará una campaña de capacitación en materia de género, violencia contra las mujeres, y nuevas masculinidades. Desde que ocurrió el incidente, el equipo señaló el pasado 6 de marzo que aguardaría hasta el final de la investigación para emitir un pronunciamiento oficial. Pero el club no esperó más. Hoy tuvo lugar la audiencia del citado futbolista, en la que su esposa, Lucely Chalá dijo que no recuerda haber dicho que haya sido agredida físicamente por el inculpado. “No, no me agredió físicamente. No recuerdo haber dicho eso en la entrevista que me hicieron”, dijo Lucely. Aunque en el certificado médico de la Fiscalía General de Justicia capitalina (FGJCDMX) se señala que Chalá llegó con rasguños en el tórax y moretones, además de un desprendimiento de placenta. El martes pasado, la revista TVNotas presentó un extenso relato de la esposa del jugador, en la que asegura, entre otras cosas, que “el me jaloneó del cabello y me empujó contra la pared. Lo hizo pese a que sabía que mi embarazo (de 10 semanas) era de alto riesgo”. Van contra filtradores El Poder Judicial de la Ciudad de México ordenó una investigación al interior de la Unidad de Gestión Judicial correspondiente sobre la difusión en redes sociales y portales de Internet de imágenes y video de una audiencia privada sobre el caso de Renato Ibarra. El órgano busca fincar responsabilidades administrativas o de carácter penal a aquel o aquellas personas que hayan propiciado la grabación en video de las imágenes difundidas en redes sociales.

Comentarios