Beisbol

Escala el pleito entre socios de Charros de Jalisco

Salvador Quirarte acusa a Armando Navarro de pretender despojarlo de sus acciones para apoderarse del equipo de beisbol.
miércoles, 3 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Salvador Quirarte, uno de los socios del club de beisbol Charros de Jalisco de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), acusó a Armando Navarro, el socio que posee la marca, de querer despojarlo de sus acciones y apoderarse del equipo.

Después de meses de pleitos y litigios entre las partes, Quirarte ofreció una conferencia de prensa para advertir a instituciones bancarias, patrocinadores y proveedores que no realicen operaciones financieras con Navarro puesto que existe un mandato judicial que señala que el presidente del Consejo de Administración de los Charros es Juan Carlos Rendón Mora y no Armando Navarro.

Quirarte recalcó que aunque Navarro tiene el 11% de las acciones de la empresa Juegos y Espectáculos Beisbol Charros, SA de CV, desde que fue creada en 2014 el empresario nunca hizo la aportación en especie que le tocaba para ser socio: el título de la marca.

Por lo anterior, dijo, “legalmente ni siquiera es socio”.

“Desde el 2014 le he estado insistiendo que aporte el título de la marca, ese es el origen de todo el conflicto. No lo hizo porque me pidió un porcentaje mayor de acciones de las que pactamos. El acuerdo inicial al que llegamos se rompió”, explicó.

Cabe aclarar que otra empresa Holding Deportiva de Jalisco, SA de CV es la dueña de la franquicia el club Charros de Jalisco y es la que está registrada ante la LMP.  Esta empresa es la que firmó el comodato con el gobierno del estado de Jalisco para el usufructuo del estadio de beisbol que tiene vigencia durante ocho años más.

Desde mediados de 2020, Salvador Quirarte, Armando Navarro y un grupo de socios minoritarios (unos apoyan al primero y otros al segundo) entraron en conflicto y se han señalado mutuamente por irregularidades.

El grupo de Navarro realizó una asamblea de socios –que el grupo de Quirarte califica de “espuria”– mediante la cual fue cambiado el Consejo de Administración para apoderarse de la empresa Juegos y Espectáculos Beisbol Charros, SA de CV.

Dicha empresa concentra el dinero de Charros de Jalisco. El presidente de ésta es Salvador Quirarte, quien no obstante aclaró que, de acuerdo con el acta constitutiva, las operaciones financieras las realiza Armando Navarro en su calidad de administrador único general.

“Pido que Armando Navarro dé cuentas a la opinión pública porque él estuvo al frente de la única sociedad que maneja los recursos (económicos) desde 2014 hasta octubre de 2020. Él ha sido el administrador único general, él es responsable de todo el manejo de los recursos”, retó Quirarte.

Hace unas semanas, el grupo de Armando Navarro hizo público que los resultados de una auditoría que arroja que Quirarte incurrió en irregularidades financieras. “Armando Navarro que responda por los malos manejos”, machacó Quirarte.

De acuerdo con Quirarte, Navarro dice que tiene el 73% de las acciones y que a él lo quiere dejar con el .1% cuando lo que le corresponde es el 41.5%.

“El líder de este proyecto he sido yo. Decidí ser prudente, dejar que pasara la temporada para no afectar al equipo, pero ya se metieron en la parte personal de mi imagen y mi nombre, y están tocando la parte patrimonial. Hago un llamado con los patrocinadores y a los bancos, les pido ser muy cuidadosos porque (los socios) se están ostentando de manera inapropiada con documentos no válidos”, advirtió.

Los abogados del empresario que también es dueño del club de baloncesto Astros de Jalisco anunciaron acciones legales en los ámbitos mercantil, civil y penal en contra de Armando Navarro y los socios de Charros que lo respaldan.

Uno de los socios de Navarro es el constructor Carlos “Calo” Valenzuela quien también es el dueño de la franquicia del equipo de beisbol Mariachis de Guadalajara, uno de los dos clubes nuevos que jugarán en la Liga Mexicana de Beisbol a partir de mayo próximo.

Más de

Comentarios