Futbol

Qué es la Superliga europea, qué equipos participan y su ruptura con la FIFA

Doce de los equipos más importantes de Europa anunciaron la creación de la Superliga europea que, por su formato, hará competencia a la Champions League, lo que provocó una ruptura con la FIFA.
domingo, 18 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Este domingo, 12 de los principales clubes de futbol de Europa anunciaron la creación de la Superliga, un torneo regional independiente que, por su formato y equipos participantes, hará competencia directa a la Champions League y que confronta a los emprendedores de esta iniciativa con la UEFA y la FIFA.

En concreto, los clubes participantes, catalogados como “fundadores”, son: el Atlético de Madrid, Barcelona y el Real Madrid de LaLiga española; así como el AC Milán, el Inter de Milán y la Juventus, de la Serie A de Italia.

Los seis “clubes fundadores” restantes son de la Premier League de Inglaterra: Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester City, Manchester United y el Tottenham.

Asimismo, otros tres clubes serán invitados para unirse antes de la temporada inaugural y así integrar 15 equipos fundadores de la Superliga.

De acuerdo con el comunicado publicado de manera conjunta, la Superliga nace debido a “la inestabilidad del modelo actual del futbol europeo”, la cual fue acelerada por la pandemia de covid-19.

“Durante años, los Clubes Fundadores han tenido como objetivo mejorar la calidad y la intensidad de las competiciones europeas existentes y, en particular, crear un torneo en el que los mejores clubes y jugadores puedan competir entre ellos de manera más frecuente.

“La pandemia ha desvelado que una visión estratégica y un enfoque comercial son necesarias para aumentar el valor y las ayudas en beneficio de la pirámide del fútbol en su conjunto”, afirmaron los directivos.

En ese tenor, los impulsores de la Superliga europea consideran que “los reguladores” -la UEFA y la FIFA- no han propuesto soluciones que resuelvan las “cuestiones fundamentales”: la necesidad de ofrecer partidos de más calidad y obtener recursos financieros adicionales para todo el mundo del futbol.

La reacción de la FIFA

Poco después del anuncio, la reacción de la FIFA no se hizo esperar y tachó a la Superliga de ser “una liga separatista europea cerrada y fuera de las estructuras futbolísticas internacionales”.

De manera indirecta, la FIFA respondió a los reclamos hechos por los directivos de los 12 clubes participantes del nuevo torneo pues dijo mantenerse a favor de “la solidaridad del futbol y un modelo de redistribución equitativa que pueda contribuir al desarrollo” de este deporte.

que-es-la-superliga-de-europa
Los equipos participantes seguirán disputando sus respectivas ligas locales

La organización mundial aseguró también que defiende la unidad en el futbol mundial, por lo que pidió entablar un diálogo tranquilo, constructivo y equilibrado.

“La FIFA solo puede expresar su desaprobación a una ‘liga separatista europea cerrada’, fuera de las estructuras futbolísticas internacionales y sin respetar los principios antes mencionados”

“La FIFA, por supuesto, hará todo lo que sea necesario para contribuir a un camino armonizado hacia los intereses generales del fútbol”, aseguró.

Asimismo, la UEFA catalogó al proyecto como "cínico", pues consideró que los clubes impulsores sólo buscan su beneficio en aras de aumentar su patrimonio financiero.

Además amagó, en coordinación con las federaciones de las ligas española, inglesa e italiana, de aplicar todas las acciones jurídicas y deportivas para impedir esta nuevo torneo. Asimismo, señaló que los clubes de la Superliga no podrán jugar en ninguna otra competición a nivel nacional, europea o mundial, y sus jugadores no podrán representar a sus selecciones nacionales.

Es decir, jugadores como Cristiano Ronaldo, de Juventus, Leonel Messi, de Barcelona, o el propio mexicano Héctor Herrera, del Atlético de Madrid, no volverían a disputar, por ejemplo, el Mundial de Futbol, cuya versión más próximo será en Qatar 2022.

La organización y el formato de la Superliga

Los “12 clubes fundadores” informaron que Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, será el dirigente principal de la Superliga. Los vicepresidentes serán Andrea Agnelli y Joel Glazer, presidentes de la Juventus y del Manchester United, respectivamente.

En cuanto a la organización, se precisó que serán 20 los clubes participantes: los 15 “fundadores” y otros cinco que se clasificarán anualmente sobre la base de rendimiento de la temporada anterior, aunque no precisaron si dichos resultados serán los de la Superliga o de algunas de las ligas de los clubes participantes.

Un punto controversial es que los partidos se disputarán siempre entre semana, es decir, al igual que los de la Champions League -salvo la final, que suele disputarse en sábado- por lo que podría interpretarse que los 12 equipos de la Superliga ya no participarían en la liga de campeones.

Además, se precisó que todos los equipos participantes seguirán disputando sus ligas locales, “preservando así el calendario tradicional que está en el centro de la vida de los clubes”.

que-es-la-superliga-de-europa
La Final se disputará a partido único, en mayo y en una sede neutra

El torneo empezará en agosto con la participación de los 20 equipos, que estarán organizados en dos grupos de 10, cuyos integrantes jugarán partidos de ida y vuelta.

Los tres primeros de cada grupo pasarán directamente a la etapa de Cuartos de Final. Los dos últimos lugares para dicha fase se definirán entre los lugares 4 y 5 de cada grupo en “playoff” de doble partido.

Posteriormente, los equipos jugarán eliminatorias de doble partido hasta llegar a la Final, que será a partido único, en el mes de mayo y en una sede neutral. Es decir, como la Champions League.

Aunque de manera muy escueta, los organizadores informaron también que “tan pronto como sea posible” se iniciará con la liga femenina de la Superliga que, aseguraron, “contribuirá al avance y desarrollo del futbol femenino”.

Finalmente, los organizadores aseguraron que los “pagos de solidaridad” serán mayores a los actualmente generados por el sistema europeo de competición pues, prometieron, será superior a los 10 mil millones de euros. Además, todos los clubes fundadores recibirán, en conjunto, un pago único de 3 mil 500 millones de euros destinados a “acometer planes de inversión en infraestructuras y compensar el impacto de la pandemia”.

Comentarios