Tokio 2020

Esgrimistas usan cubrebocas rosas en solidaridad con víctimas de abuso de Alen Hadzic

Tres integrantes del equipo varonil de esgrima de EU usaron cubrebocas rosas en solidaridad con seis atletas que fueron víctimas de abuso sexual por parte de su cuarto integrante, Alen Hadzic.
martes, 3 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En su partido inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio, tres integrantes del equipo varonil de Esgrima de Estados Unidos usaron cubrebocas rosas en solidaridad con seis mujeres esgrimistas que fueron víctimas de abuso sexual por parte de su cuarto integrante, Alen Hadzic, informó BuzzFeed News.

El 28 de julio, Jake Hoyle, Curtis McDowald y Yeisser Ramirez exhibieron a su compañero, de 29 años, quien usó uno color negro. Con esta acción, los tres miembros del equipo rompieron el llamado pacto patriarcal, señalaron en redes sociales.

Aunque han pasado días desde el escándalo en redes sociales, hasta el momento sigue causando molestias porque él –el agresor-- sí pudo ir y competir, mientras que a la corredora de atletismo estadunidense Sha’Carri Richardson la expulsaron por dar positivo a una prueba de mariguana.

“Una estrella de atletismo fue prohibida en los Olímpicos porque fumó mariguana después de la muerte de su madre. A un abusador sexual se le permitió ir como suplente debido al privilegio del hombre blanco”, publicó BelAirViv3.

“Las acusaciones de agresión sexual contra el esgrimista Alen Hadzic son tan graves que debe ser aislado y sometido a un plan de seguridad para proteger a las mujeres. Sin embargo, se le permite ir a los Juegos Olímpicos y competir, pero Sha’Carri fue descalificada por fumar mariguana para sobrellevar la muerte de su madre”, se quejó un usuario de Twitter, el 24 de julio.

En mayo de 2021 se anunció que Hadzic había sido seleccionado como parte del equipo que representaría a Estados Unidos en los Olímpicos. De inmediato, las agredidas, incluyendo a dos que están en el equipo femenil, pidieron al Comité Olímpico que no se le permitiera participar porque está siendo investigado por al menos tres acusaciones de abuso sexual cometidas entre 2013 y 2015.

Además, aseguraron que las denuncias fueron reportadas al Centro Estadunidense para un Deporte Seguro (Center for SafeSport), una agencia dedicada a proteger a los atletas estadunidenses, argumentando que la presencia de Hadzic las ponía en riesgo.

Por este escándalo, el esgrimista había sido suspendido el 2 de junio y no iba a participar en los Olímpicos de Tokio, pero el 29 de ese mes apeló con éxito la decisión en un tribunal independiente que le devolvió la elegibilidad olímpica. Aunque ha negado las acusaciones, sigue siendo investigado.

La Federación de Esgrima USA Fencing decidió que la única autoridad que podría sancionarlo era SafeSport, creada en 2017 para indagar de manera independiente las acusaciones de conducta sexual inapropiada dentro del movimiento Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos.

Incluso minimizó las agresiones al considerarlas “no comprobadas” y que no influyen en la selección de los miembros del equipo.

Lo que sí hizo la Federación fue enviarlo en un vuelo diferente al resto de la delegación, le ordenaron quedarse en un hotel a media hora de la Villa Olímpica y le prohibieron compartir espacios de entrenamiento con mujeres. Tampoco pudo participar en el desfile inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Y aunque se quejó ante el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos, el juez no eliminó todas las restricciones, incluyendo que pudiera competir solo si uno de sus compañeros se enferma o lesiona, indicó The Guardian.

Finalmente, el equipo perdió ante Japón y fue eliminado en la primera ronda de su categoría, el 23 de julio pasado.

“Es muy, muy decepcionante para mi estar en el mismo equipo que él y representar a Estados Unidos. He trabajado toda mi vida para llegar aquí. Y ver a este horrible humano poder compartir este momento y poder representar al equipo de Estados Unidos es simplemente deplorable”, señaló una esgrimista a este medio.

Un esgrimista que presentó una denuncia contra Hadzic por comportamiento depredador, criticó la decisión. “Estamos cabreados de que esto sea algo con lo que tuvimos que lidiar. Ha sido protegido una y otra vez”, señaló a BuzzFeed News.

Las acusaciones contra Hadzic surgieron tres años después de la investigación sobre el abuso sexual de más de 300 mujeres y niñas por parte del exmédico del equipo de gimnasia olímpica de Estados Unidos, Larry Nassar.

El abogado de Hadzic, Michael Palma, expresó a The New York Times que nunca cometió esas agresiones ni había sido acusado o demandado civil o penalmente de violación o conducta inapropiada.

Sí confirmó que fue suspendido de la Universidad de Columbia durante el año escolar 2013-14, tras una investigación que involucró un supuesto consentimiento sexual.

Comentarios