Estados Unidos

Simone Biles culpa de abuso sexual a Larry Nassar "y a todo el sistema que lo permitió"

"Realmente se siente como si el FBI se hubiera hecho de la vista gorda y se hubiera empeñado en proteger a la Federación de Gimnasia de Estados Unidos y al Comité Olímpico y Paralímpico estadunidense", declaró en una comparecencia en el Senado.
miércoles, 15 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Durante una comparencia ante un panel del Senado de Estados Unidos, la gimnasta Simone Biles acusó al FBI de hacerse de “la vista gorda” ante las denuncias de abuso sexual que ella y sus compañeras sufrieron a manos del exmédico de la selección nacional de gimnasia, Larry Nassar.

“Realmente se siente como si el FBI se hubiera hecho de la vista gorda y se hubiera empeñado en proteger a la Federación de Gimnasia de Estados Unidos (US Gymnastics) y al Comité Olímpico y Paralímpico estadounidense (USOPC)”, declaró Biles, quien testificó ante el Comité Judicial del Senado junto con otras tres gimnastas que fueron abusadas por Nassar.

“Para ser claros, culpo a Larry Nassar y también culpo a todo un sistema que perpetuó su abuso. USA Gymnastics y Comité Olímpico sabían que yo estaba siendo abusada por su médico del equipo”, dijo Biles.

Larry Nassar fue médico de la selección femenil de gimnasia de Estados Unidos durante casi dos décadas. Más de 100 deportistas lo acusaron de abuso sexual, por lo que en 2017 recibió una condena por una variedad de cargos estatales y federales, y actualmente cumple varias sentencias que equivalen a cadena perpetua sin derecho libertad condicional.

La gimnasta olímpica McKayla Maroney también testificó que estaba “conmocionada y profundamente decepcionada” porque el FBI no informó del abuso sexual que ella estaba sufriendo y luego mintió al respecto. La deportista describió con detalles un episodio de abuso cuando estaba sola con Nassar.

“En cuestión de minutos tenía sus dedos en mi vagina”, dijo. Mientras relataba la agresión, un agente del FBI preguntó: ‘¿Eso es todo?’ como si mi abuso no fuera suficiente”, dijo.

“El FBI no solo no denunció mi abuso, sino que cuando finalmente documentaron mi informe 17 meses después, hicieron afirmaciones completamente falsas sobre lo que dije. Eligieron mentir sobre lo que dije y proteger a un abusador de menores en serie que protegerme, no sólo a mí, sino a otras niñas”, recalcó Maroney.

“¿Cuál es el punto de denunciar el abuso si nuestros propios agentes del FBI se van a encargar de enterrar ese informe. Tenían evidencia legítima de abuso infantil y no hicieron nada”, añadió.

La atleta olímpica Aly Raisman y la gimnasta universitaria Maggie Nichols, exintegrante de la selección nacional y quien fue excluida del equipo olímpico por ser la primera en denunciar a Larry Nassar, también testificaron en la audiencia en el Senado.

“Me sentí presionada por el FBI para que aceptara el acuerdo de culpabilidad de Nassar. El FBI y otras personas dentro de la US Gymnastics y la USOPC sabían que Nassar abusó sexualmente de niñas y no hicieron nada para evitarlo”, declaró Raisman.

Las gimnastas comparecieron en persona y dijeron que reunieron el coraje para contar sus historias públicamente en un esfuerzo para evitar que el abuso sexual se repita entre deportistas.

Simone Biles, McKayla Maroney, Aly Raisman y Maggie Nichols. Foto: AP / Saul Loeb

Por su parte, los senadores criticaron al FBI por no investigar adecuadamente la evidencia relacionada con el abuso sexual de Nassar.

“Las fallas del FBI en su investigación sobre Nassar pintan un cuadro impactante de negligencia del FBI en el cumplimiento de sus obligaciones e incompetencia grave”, señaló el presidente del Comité Judicial del Senado, Dick Durbin.

“Hoy nuestro enfoque está en el FBI: ¿Cómo fracasó tanto en lo que respeta a las víctimas de Larry Nassar? No se equivoquen, los fracasos atroces como este no surgen de la nada”, agregó.

El director del FBI, Christopher Wray, está programado para comparecer por separado junto con el Inspector General del Departamento de Justicia, Michael Horowitz.

Un informe de Horowitz en julio encontró que altos funcionarios de la Oficina de Campo de Indianápolis del FBI no respondieron con rapidez a las acusaciones de abuso sexual y tomaron más de un año para iniciar una investigación.

La indagatoria comenzó antes de que Wray se convirtiera en director del FBI.

Comentarios