baloncesto mexicano

Los Diablos Rojos del México ahora calientan la duela

Del beisbol al basquetbol. Una de las organizaciones deportivas más antiguas del país incursionará este año en un nuevo deporte y se espera que su llegada sea un golpe económico y comercial para la Liga Nacional de Baloncesto Profesional.
viernes, 31 de mayo de 2024 · 05:00

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– La temporada 2024 de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) arrancará el próximo 11 de julio con una nueva franquicia, la de los Diablos Rojos del México cuya incorporación incrementará el valor comercial de este circuito.

Según el presidente de la LNBP, Sergio Ganem, el equipo escarlata marcará “un antes y un después” y su llegada, asegura, es “un premio” para el basquetbol nacional y los esfuerzos que otros empresarios han hecho desde que en 2000 se creó la liga. La incorporación de empresarios reconocidos y consolidados como Alfredo Harp Helú será un empujón para crecer, añade.

En 1940, de la mano de Salvador Lutherot y del manager Ernesto Carmona, nació el equipo de beisbol que fue nombrado Los Rojos del México. Dos años más tarde el sobrenombre de Diablos salió de la boca de Basilio “El Brujo” Rossell, un afamado pitcher del Agrario que tras haber visto un regreso espectacular soltó la frase: “estos Rojos juegan como diablos”. Se trata de una de las organizaciones deportivas más importantes y más longevas de México que en su aniversario 84 creó un equipo de softbol femenil. 

En términos de presencia en redes sociales la novena escarlata cuenta con una comunidad que rebasa por mucho la que tiene la LNBP. En Facebook, los Diablos Rojos tienen 579 mil seguidores y X (antes Twitter) otros 149 mil, cifras que contrastan con los 328 mil y 32 mil, respectivamente, que siguen a la LNBP. 

Como la marca Diablos Rojos del México es reconocida a nivel nacional lo que la Liga y el equipo esperan es que muchos aficionados se den cita en las arenas cuando jueguen como visitantes como ocurre —guardando la debidas proporciones— cuando en el futbol el América va a plazas fuera de la Ciudad de México. 

Sergio Ganem es cauteloso. No se arriesga a soltar las cifras alegres. Primero quiere “vivir la experiencia”. El primer año, dice, será importante para la adaptación y aceptación de los Diablos en la LNBP.

“Después de un año sabremos cuál es el verdadero impacto. Necesito dejar pasar un año para saber cómo está el apetito de los patrocinadores globales, y si ese apetito es por el simple hecho de que Diablos Rojos entró a la liga, porque sí, es muy importante la incursión, pero no más importante que todos los demás equipos que la integran. 

“Nadie está por encima de la LNBP. Es algo muy claro que tenemos todos los que la integramos, y quien ha tratado de hacerlo o perjudicarla, pues simplemente no cabe. Si en algo estamos en cohesión todos los dueños de los equipos es que la Liga es de todos, todos valemos lo mismo a la hora de sentarnos a tomar decisiones; el valor del voto es el mismo”, explica el también propietario del equipo Fuerza Regia.

Ganem. En espera de más patrocinadores. Foto: Eduardo Miranda

 

 

En la temporada 2023 los ingresos económicos de la LNBP llegaron principalmente mediante la venta de los derechos de transmisión a 51 multiplataformas. 

Las cifras indican que 90 millones de espectadores sintonizaron los juegos a través de medios como Spectrum y Verizon en Estados Unidos, DirecTV en América Latina y Megacable, Internetv, AYM Sports, Imagen, TVC Deportes, Multimedios, Milenio, El Universal y La Octava en México. Aquí hay que incluir también las transmisiones en vivo en redes sociales como Facebook, Twitter y YouTube. Este número representa un incremento de 15 millones de personas en relación a 2022. 

En esa temporada participaron 14 equipos que en las 28 semanas regulares y los playoffs metieron alrededor de un millón de personas en los gimnasios y arenas. Cabe destacar que los recintos de la LNBP no superan las cinco mil butacas. 

Hoy día, los principales patrocinadores de la LNBP son la casa de apuestas Caliente —que también está en la Liga Mexicana de Beisbol y en la Liga MX de futbol — y el Grupo Financiero Value del empresario regiomontano ya fallecido, Carlos Bremer.

El basquetbol, deporte en crecimiento

En los 23 años de vida de la LNBP el número de equipos participantes por temporada no ha sido consistente. Por cuestiones financieras los clubes van y vienen: han empezado tarde la campaña, otros no la terminan; algunas franquicias desaparecieron, otras se fueron con adeudos pendientes a jugadores, cuerpo técnico, empleados y proveedores; algunas de ellas ya regresaron. Otros están temporalmente fuera pero podrían volver.

Para la temporada 2024 los equipos confirmados son Abejas de León, Astros de Jalisco, C??orrecaminos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, Dorados de Chihuahua, Freseros de Irapuato, Fuerza Regia, Halcones de Xalapa, Halcones Rojos de Veracruz, Mineros de Zacatecas, Panteras de Aguascalientes, Plateros de Fresnillo, Santos del Potosí y Soles de Mexicali. 

Los Libertadores de Querétaro fueron excluidos por los conflictos legales de su propietario, el empresario venezolano Carlos Lazo, acusado de fraude y de deberle más de 100 millones de pesos a alrededor de 40 mil personas. El Calor de Cancún ocupará su lugar.

La expansión de la LNBP llega con los equipos 15 y 16 que serán los Diablos Rojos y los Lobos Plateados de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. 

El presidente ejecutivo de los Diablos Rojos basquetbol, Othón Díaz Valenzuela, explica que por orden de Santiago Harp Grañén, vicepresidente del Consejo de Administración e hijo de Alfredo Harp Helú, el proyecto se comenzó a trabajar a marchas forzadas a principios de marzo último. En menos de tres meses conformaron un equipo que, refiere, “luchará por consolidarse rápidamente en la LNPB”.

La decisión de sumar un nuevo deporte a la organización obedece a que sus estudios de mercado indican que el basquetbol es el deporte que mayor crecimiento tendrá en el futuro cercano. De acuerdo con sus cálculos, la primera temporada será de inversión y adaptación. El proyecto está diseñado para quedarse muchos años en la LNBP. 

La inversión inicial del equipo ronda los 80 millones de pesos, de los cuales Proceso confirmó que entre 25 y 30 fueron para adquirir una membresía a través de alguno de los equipos que actualmente no está activo, y de esa forma incorporarse al circuito.

“La negociación fue entre particulares y es información confidencial, pero es muy importante que la gente sepa que el valor de las franquicias está muy alejado de los cinco millones que era hace cinco años por la concesión de la Liga. Ahora todo se basa en el valor del mercado, de quién tenga el deseo de vender y quién tenga el deseo de comprar, dependiendo la plaza y la ciudad”, explica Sergio Ganem.

El equipo jugará en el Gimnasio Juan de la Barrera, un complejo deportivo ubicado en la alcaldía Benito Juárez que fue construido para ser una de las sedes de los Juegos Olímpicos de México 68. El inmueble tiene capacidad para poco más de cinco mil aficionados. 

Un reto enorme que enfrentarán los Diablos Rojos basquetbol es que durante la temporada regular el gimnasio está programado para recibir diversos eventos de entretenimiento, por lo cual deberán montar y desmontar para que la duela esté lista para cada juego.

Sólo por las adecuaciones que harán al gimnasio, el pago de la renta, el montaje y desmontaje de aparatos se gastarán unos 37 millones de pesos. La operación de montaje se llevará a cabo a partir de las 00.00 horas del día programado para el juego y después de dos días deberán entregar el recinto intacto, de igual forma a las 00.00 horas.

La nueva franquicia de la LNBP pagará a la alcaldía Benito Juárez 2.5 millones de pesos por las 16 series de dos partidos que jugará como local en la temporada regular. En caso de que la quinteta avance a los playoffs el monto aumentará. Es importante destacar que por el momento el equipo rojo no tiene planeado construir un inmueble propio.

Díaz: “No vamos a vendernos a la primera”. Foto: Benjamín Flores

 

“Costamos caro”: Othón Díaz

Los Diablos Rojos basquetbol arrancarán su primera temporada sin un patrocinador exclusivo. Díaz señala que han aprendido de los errores y no venderán el producto a un precio menor del que realmente vale. Al tratarse de un equipo naciente las empresas buscan comprar a bajo precio, sin embargo, como en este caso se trata de una marca consolidada estableció tarifas altas para quien desee poner su dinero en la quinteta. 

“Cuando empezamos en 2019 (como presidente del equipo de beisbol) los patrocinadores que teníamos eran por la amistad que tenían con don Alfredo (Harp) y no por lo que era el producto como tal. Si vendemos ahorita el próximo año todos van a querer comprarlo al mismo valor y este equipo va a crecer rápido. El próximo año vamos a valer más, mucho más”, vaticina el presidente. 

Díaz Valenzuela coincide con Sergio Ganem en el crecimiento que significará la llegada de los Diablos Rojos a la LNBP y asegura que este será sustancial y rápido. El equipo de beisbol, por ejemplo, tuvo ingresos por 450 millones de pesos durante 2023.

“Diablos tiene un valor de marca muy importante, y algo que quiero resaltar es que hicimos una consulta sobre la valuación de la LNBP para poder vender los patrocinios y los derechos de transmisión. Me dijeron que no existe eso en el basquetbol mexicano. Te puedo decir que al menos la Liga Mexicana de Beisbol sí tiene este tipo de valuaciones e información que son vitales para los equipos”, comenta.

En la parte deportiva, el equipo rojo ya anunció a sus primeros miembros: el jugador Gael Bonilla, el entrenador argentino Nicolás Casalánguida y Nick Lagios será el gerente general.

Gael Bonilla, de 21 años, es canterano del FC Barcelona Baloncesto, el equipo más antiguo de la Liga ACB, el segundo de España en número de títulos ganados y uno de los de mayor prestigio en Europa. Con él ascendió desde las categorías juveniles hasta debutar con el primer equipo en marzo de 2021 en la Euroliga. 

En la temporada 2022-2023, Bonilla fue el flagrante refuerzo de los Capitanes de la Ciudad de México para jugar en la G League, la liga de desarrollo de la National Basketball Association (NBA). Posteriormente, regresó a Barcelona para unirse al conjunto local, el Cáceres, que pertenece a la Liga LEB Oro, la segunda más importante de España. 

Desde que se anunció como jugador de los Diablos Rojos basquetbol, el alero nacido en Ecatepec, Estado de México, ha sido duramente criticado por regresar al país antes de conseguir su pasaporte comunitario en Europa. A Bonilla las críticas se le resbalan. Asegura que era inevitable volver a México pues anhelaba estar cerca de su familia. Considera que jugar acá le permitirá crecer física y deportivamente. 

“Regresé para trabajar en mí y en mi cuerpo. Diablos, era la mejor opción. Me han dicho que el baloncesto mexicano es más rápido y más físico y creo que me podré adaptar. Mis compañeros de la selección nacional me han dado consejos y me han hablado de cómo se juega acá. Estoy seguro de que vamos a crecer en todos los sentidos”, presume Gael Bonilla.

Santiago Harp, Gael Bonilla y Nick Lagios. Foto: Eduardo Miranda

 

 

 

La directiva ya decidió que en su temporada ocupará las cuatro plazas disponibles para jugadores extranjeros y el resto del equipo estará conformado por mexicanos jóvenes. 

Nick Lagios resalta que han buscado que la base de la quinteta sea con jugadores experimentados. Las contrataciones se han complicado porque los mejores tienen acuerdos vigente scon algún equipo de México o del extranjero. Los sueldos que están ofreciendo rondan los 37 mil 500 y los 255 mil pesos mensuales. 

La temporada regular 2024 de la LNBP arrancará el 11 de julio y terminará el 16 de octubre. También habrá cambios importantes en el formato de competencia, toda vez que existirá un Play-In previo similar al de la NBA.

El Play-In permitirá a los clasificados del puesto cinco al 12 de la tabla general enfrentarse entre ellos a ganar dos de tres juegos (5-6, 7-8, 9-10, 11-12) hasta cuadrar las llaves de las semifinales de zona. Los cuatro mejores de la temporada regular accederán de forma directa a la fase final.

Los playoffs se jugarán del 19 de octubre al 1 de diciembre. Los Diablos Rojos debutarán en la LNBP como visitantes ante los Astros de Jalisco el 12 de julio y el 22 recibirán a los Santos de San Luis Potosí a las 20.00 horas. 

Comentarios

Otras Noticias