Acerca de Ortega: "La intención del gobierno federal era arrasar la Normal"

domingo, 4 de octubre de 2015
Del gobernador de Guerrero Señor director: Al tiempo de saludarlo, le hago algunas precisiones sobre la entrevista que me hizo la periodista Gloria Leticia Díaz y que se publicó el 27 de septiembre bajo el título: Ortega: “La intención del gobierno federal era arrasar la Normal” (Proceso 2030). 1. En ningún momento usé las palabras: “La intención del gobierno federal era arrasar la Normal”, por lo cual es inválido usar las comillas, más aún cuando se trata del encabezado de la nota. 2. En ningún momento utilicé la expresión “baño de sangre”. 3. Cuando me refería a lo que la reportera llama “diálogo vía internet”, aludía a un chat de grupo de carácter estatal para temas de seguridad y gobierno, y no a uno federal, el cual no existe. 4. En la página 13, donde la entrevistadora pregunta: “–¿En enero Osorio Chong le pidió reprimir?”, mi respuesta textual fue “no, no reprimir”, antes de la réplica que se difundió. Considero en general que la reportera no plasmó el contexto global de la entrevista, la cual duró una hora 58 minutos, y en la que abordamos una gran diversidad de temas de importancia tanto para el estado de Guerrero como para el país, por la situación que hemos vivido el último año a raíz de la tragedia de Iguala y que ha marcado mi entrada y ruta de gobierno. En lugar de ello, la nota se centró en un solo tema desde una visión que considero sesgada. Afirmo lo anterior porque siempre he sostenido que el proceso de paz y armonía que hemos logrado reconstruir con tanto trabajo en el estado de Guerrero desde que ingresé el año pasado en las difíciles circunstancias que todos conocen, se ha logrado en base a la colaboración y solidaridad de todos los sectores involucrados, tanto de los grupos en conflicto y los sectores que los apoyan, como de la ciudadanía y el gobierno en todos sus niveles. Salir de una situación como la que hemos vivido, bajo una estrategia de tolerancia extrema, ciertamente requiere de esta coordinación y paciencia de todos. Fue la ruta larga, como se lo comenté a Gloria, pero 11 meses después estoy seguro de que fue la mejor decisión. De manera literal inclusive señalé: “Al final yo he tenido todo el apoyo y toda la solidaridad de la Federación; de lo contrario no hubiera llegado hasta donde estoy, hasta donde voy”. Y también expresé que a pesar de las diferencias y desencuentros, más que entendibles en un conflicto de esta complejidad, dimensión y trascendencia, lo más importante es que en todo momento me dieron el beneficio de la duda y respetaron la estrategia de mi gobierno a través de las gestiones de acercamiento, diálogo y acuerdos constructivos. A menos de un mes de la conclusión de mi gobierno, y aun cuando falta mucho por hacer y resolver, reconozco y agradezco a todos los sectores y grupos involucrados en el conflicto su apoyo y colaboración para salir delante de esta crisis que tanto ha lastimado a Guerrero y a México. Son tiempos de unidad, estamos en pleno proceso de transición y Guerrero requiere del apoyo de todos. Atentamente Salvador Rogelio Ortega Martínez Gobernador del estado de Guerrero Respuesta de la reportera Señor director: Aunque ciertamente no debió entrecomillarse en el título la frase atribuida al gobernador, la misma no traiciona el espíritu de lo que manifestó y resume su información de que en un chat con el gobierno federal se le dijo: “La única forma es ir a tomar de una vez Ayotzinapa”. (Téngase en cuenta que entre las acepciones del verbo “arrasar” se encuentran las de “entrar en casa ajena contra la voluntad de su dueño”, “vencer o superar alguna dificultad o inconveniente”, e inclusive la de “pacificar, aquietar”.) También es cierto que él nunca empleó la expresión “baño de sangre”, pero es legítimo denominar así a lo que consideró “una batalla campal” donde “va a haber heridos (…) posiblemente algunos muy graves y posiblemente algunos muertos; y seguramente de un lado y de otro (…) esto va a ser una matanza…”. Otro desacuerdo de Rogelio Ortega con las sinonimias es el consistente en que se caracterizó como “diálogo vía internet” lo que él llamó sólo “chat”. Sin embargo, se le recuerda que todo chat requiere de internet. Por lo demás, la entrevista tuvo una duración de dos horas 11 minutos y 30 segundos, y el propio gobernante declaró que tuvo comunicación con “todos los mandos, aquí en el chat colectivo con Gobernación, con el Cisen, con la PGR, con los mandos locales”. Esto se transcribió literalmente, y en todo caso, si ese chat con el gobierno federal no existió, el entrevistado mintió a la reportera. Nuevamente, empeñado en la literalidad, el jefe del Ejecutivo de Guerrero se inconforma con el hecho de no haber incluido en su respuesta a una pregunta las palabras: “No, no reprimir”, pese a que el párrafo en cuestión lo implica e inclusive precisa la instrucción recibida: “Era como un hasta aquí: ‘Hay que proceder, hay que aplicar la ley. Esas personas han trasgredido la ley y hay que encarcelarlas’”. Por último, cabe advertir que de las más de dos horas de conversación grabada que sostuvimos, transcritas en alrededor de 20 cuartillas, la reportera seleccionó aquello que consideró de mayor interés público y no lo que, al parecer, hubiera gustado al gobernador. Atentamente Gloria Leticia Díaz Se anexa audio con la parte sustancial de la entrevista

Comentarios

Otras Noticias