Sobre desfalco de más de 4 mil 103 mdp en Isssteson

viernes, 6 de noviembre de 2015
Señor director: La presente tiene el fin de aclarar de primera mano la nota que publicó Proceso el 26 de Octubre bajo el títúlo: Diputada panista, responsable de desfalco de más de 4 mil 103 mdp en Sonora En dicha nota, la fuente de información se atribuye a nuestro despacho, Valuaciones Actuariales del Norte, S.C., sin embargo es necesario aclarar que no fuimos entrevistados ni consultados al respecto, por lo tanto el despacho que dirijo se deslinda de los datos publicados y de las aseveraciones del contenido. Por tanto, solicito de la manera más atenta a su prestigiada revista se aclare que tales afirmaciones no proceden de ninguna manera de información brindada por nuestro despacho, ya que de no hacerlo se podría dañar nuestra imagen institucional con clientes dentro y fuera de la República Mexicana. A continuación me permito mencionar lo referente a lo publicado en su prestigiosa revista con el propósito de hacer las siguientes precisiones: Primera afirmación de la revista Proceso: “De acuerdo con proyecciones -en poder de apro– de la empresa Valuaciones Actuariales del Norte SC, con sede en Saltillo, Coahuila, el “saldo de la reserva líquida” proyectada para este año debería ser de 4 mil 185 millones de pesos, sin embargo, el instituto que ofrece servicios médicos a los burócratas sonorenses sólo tiene en caja 82 millones. El estudio financiero emitido el 7 septiembre pasado establece que la debacle de Isssteson inició en 2009 con la llegada de Lizárraga Figueroa y cuando el fondo de pensionados y jubilados registró sólo 278 millones de pesos; en 2010, la cifra se elevó a 403.4 millones; tuvo otro repunte en 2011, cuando alcanzó los 499.7 millones; en 2012 bajó hasta los 256.4 millones, y para 2013 cayó a 187 millones; en 2014 sumó 171.8 millones y, a septiembre anterior, el monto se estableció en 82 millones.” Precisión: Los estudios actuariales no determinan cuánto hay o cuánto debería existir de reserva. Este dato lo proporciona la institución evaluada y sirve como base inicial para los estudios actuariales que proyectan a futuro los ingresos, egresos y saldos de las reservas. Los actuarios no revisan lo sucedido con anterioridad, ese trabajo lo realizan los auditores. Además, es necesario aclarar que las reservas técnicas de una institución de seguridad social son todas aquellas que puedan convertirse en recursos líquidos para el pago de pensiones. La reserva técnica del Isssteson que le fue informada a nuestro despacho, cortada a diciembre de 2014, se compone de la siguiente manera: Efectivo y equivalentes de efectivo $ 60,329,806 Deudores diversos $ 119,689,066 Ingresos por recuperar (adeudos del Gobierno del Estado y de los Municipios) $ 1,680,383,925 Préstamos a corto plazo $ 41,579,382 Impuestos a favor $ 500,788 Fideicomisos $ 170,200,586 Préstamos a largo plazo $ 741,526,754 Otros derechos a recibir $ 131,685,984 Bienes inmuebles $ 1,026,491,020 TOTAL $ 3,972,387,311 De lo anterior se concluye que como punto de partida de los estudios actuariales, nos reportaron que en el Isssteson existe una reserva liquida mínima, pero la reserva técnica total (no líquida) es de casi los 4 mil millones de pesos, que son a los que se refiere la revista. Es decir, bajo esta información, no es que no existan los 4 mil millones de pesos, si no que están en diversos activos de la Institución, incluyendo cuentas por cobrar. Segunda afirmación de la revista Proceso: “Esta casa actuarial advierte que la dependencia requerirá de un adicional subsidio estatal de seis años por el orden de los 2 mil 963 millones de pesos, a razón de 493.8 millones anuales, a fin de mantener un esquema financiero saludable. La secretaria general del Sindicato Único de Empleados del Isssteson, Xóchitl Noemí Preciado, alertó que el instituto estaría en quiebra en el 2023 porque no quedará dinero disponible y la situación se agravaría a partir de 2017, como lo informa Valuaciones Actuariales del Norte en el comparativo de “Flujo entre egresos, ingresos y saldos”.” Precisión: Como ya se dijo, si la reserva mencionada en el punto anterior se hiciera líquida, la institución se descapitalizaría hasta el año 2023, tal y como estaba previsto en los estudios actuariales que se realizaron a partir del año 2005. De no hacerse líquidas, el instituto tendrá problemas de liquidez en el año 2017, por lo que a partir de esa fecha, efectivamente, el requerimiento del Isssteson será de 2,963 millones de pesos, de los cuales 1,680 millones están considerados dentro de la reserva técnica como “Ingresos por recuperar (adeudos del Gobierno del Estado y de los Municipios)”, el resto será decisión del Isssteson hacer líquida la reserva técnica o bien solicitar al Gobierno del Estado subsidios hasta completar dicha cantidad. En otras palabras, el problema del ISSSTESON, aunque grave, es de liquidez, no de quiebra inmediata. Tercera afirmación de la revista Proceso: “El problema radica en que en 2009 había 8 mil 300 pensionados que costaban al Isssteson 941 millones y, al llegar a junio pasado (al término del sexenio de Padrés), el número se incrementó a 12 mil con un costo de 2 mil 320 millones”, puntualizó”. Precisión: Debido al diseño de la ley y a que las antigüedades para la jubilación no se modificarán sino hasta el año 2020, como efecto de la reforma del 2005, suponemos que las más de 3 mil personas han adquirido su derecho a la jubilación de manera legal y se les ha otorgado conforme a lo que establece la propia ley. Cabe aclarar que en el periodo de la administración estatal que inicia alcanzarán su derecho a jubilación cerca de 17 mil personas adicionales, de las cuales seguramente solicitará su pensión un porcentaje importante. Así mismo, se espera que la nómina de los pensionados se incremente de 2,413 millones de pesos en 2015, a 4,843 millones de pesos en 2021, fecha en que concluye la actual administración estatal. Lo grave del problema es que esa tendencia a la alza se mantendrá cuando menos hasta el año 2040 de no hacerse otra modificación a la Ley. Como es de todos sabido, el problema de pensiones, que es el que nuestro despacho analiza a nivel nacional e internacional, es fundamentalmente estructural y no se resuelve con adecuaciones administrativas. Esto debe ser entendido por cada una de las instituciones de seguridad social del país, por la sociedad en general y por los medios de comunicación. Deseo expresar que la intención de nuestro despacho al solicitar a la revista Proceso la aclaración mencionada, no tiene ningún interés de apoyo a los integrantes de la anterior administración del Isssteson, pues en caso de que se les compruebe alguna irregularidad en el manejo de las finanzas de la institución, ellos deberán responder ante las autoridades competentes. La razón de dicha solicitud es aportar elementos para corregir la interpretación que se dio de nuestro estudio actuarial y explicar sus alcances, así como dejar claro que nuestro despacho es respetuoso de la confidencialidad de la información de nuestros clientes. Por último reitero que los estudios actuariales no hacen la función de auditoría, por lo que pienso que para determinar si hubo o no daño patrimonial, es necesario que el Isssteson lleve a cabo lo que acertadamente señala su actual director en el artículo de la revista Proceso, en el sentido de que se realicen las siguientes tareas: analizar la relación de ingresos y egresos, revisar nómina por nómina de los últimos cinco años, así como los estados de cuenta mensuales y, finalmente, se concluya la auditoría correspondiente por parte de profesionales en esa materia. Esperando que mi solicitud sea atendida, quedo a sus órdenes para cualquier aclaración al respecto. Atentamente Actuario Francisco Miguel Aguirre Farías Respuesta del reportero La valuación actuarial en poder de apro, es una copia que proporcionó el Isssteson a los organismos que lo conforman en los poderes estatales del Ejecutivo, Legislativo y Judicial, a fin de que su información sirva de análisis, estudio y correspondiente difusión, por tratarse de fondos de interés público. La información incluida en la nota es la presentada en la “Tarjeta Informativa” de Valuaciones Actuariales del Norte, S.C, con fecha del 7 de septiembre de 2014, en el capítulo de “Saldos del fideicomiso de pensiones y jubilaciones” y del “Saldo de la reserva líquida proyectada 2008-2015” que plantea la existencia de 4 mil 182 millones a favor del instituto y sólo se cuenta con 82 millones. En atención a la rigurosidad periodística de apro, la elaboración de esta nota informativa se basó en dichas valuaciones actuariales y no en las declaraciones públicas del actual director, Enrique Claussen, quien sin presentar documentación, afirma que el faltante en el Isssteson es de 6 mil millones más el adeudo a proveedores. Atentamente Milton Martínez Corresponsal

Comentarios

Otras Noticias