Posición de Grupo Aeroportuario sobre análisis de Villamil

miércoles, 28 de marzo de 2018
Señor director.- Con relación a la nota “Nuevo aeropuerto del peñismo, las seis pistas de la corrupción” publicada este día por Jenaro Villamil, en la versión digital de su prestigiado medio de comunicación, precisamos: El costo del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) es de 13 mil 300 millones de dólares, monto que se registró desde 2014 en la Cartera de Inversión de Hacienda al tipo de cambio de esa fecha. Este costo no ha variado, pero como es de su conocimiento, dadas las características de este proyecto, existe una correlación con el tipo de cambio dado que una importante cantidad del material y equipo que se utiliza para la construcción se cotiza a nivel internacional. Sin embargo, se cuenta con una cobertura natural del tipo de cambio, ya que la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) esta indizada igualmente en dólares, que son los ingresos que están parcialmente financiando el proyecto. lo que provoca una cobertura natural al tipo de cambio. Mal informa la nota al asegurar un sobrecosto, puesto que no es así. Con relación a las aseveraciones que en su artículo señala fueron dadas por el diputado Rafael Hernández, sólo el 0.4% del total de contrataciones ha sido a través de adjudicación directa y no del 70% como lo señala en el artículo. Es pertinente que revisen el portal de Datos Abiertos www.datos.gob.mx , para constatar que alrededor de 90% del monto licitado a la fecha ha sido por medio de licitaciones públicas. Todos los contratos y documentos del proceso de contratación del Nuevo Aeropuerto están disponibles en el portal de datos abiertos, así como en nuestra página de internet www.aeropuerto.gob.mx Hemos publicado 321 contratos por un monto aproximado de 140 mil mdp. En el apartado de contrataciones de nuestra página de internet, se constata que el convenio “Proyecto integral de barda y camino perimetral, alumbrado, servicios inducidos y casetas de acceso” a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional, fue por un monto original de 1,547 millones de pesos. Asimismo, se constata mediante los convenios modificatorios publicados en nuestra página de internet que dicho monto se incrementó a 2,931 millones, derivado de ampliaciones al alcance de las obras previstas originalmente, incluyendo la pavimentación del camino perimetral como apoyo a las vialidades internas para la construcción del proyecto, incremento en el largo de la barda para incorporar algunos elementos que originalmente quedaban fuera de la misma y la incorporación de luminarias con celdas solares, entre otros. Lo anterior se hizo observando en todo momento la normatividad aplicable y en ningún momento representan un sobrecosto al precio original de la barda, como se ha tratado de argumentar. El contrato de la empresa SIFRA, supervisora de la barda perimetral, también se encuentra en nuestra página de internet. Respecto a la inconformidad de la empresa Mota Engil, su queja fue desestimada por la Secretaría de la Función Pública (SFP) toda vez que se demostró que su primera oferta para el Centro de Transporte Terrestre superó por mil millones de pesos el tope presupuestal para dicha obra. Esa sociedad anónima no aportó ningún elemento que se considerara irregular por parte de la propia SFP. Es incorrecto que la ASF haya detectado irregularidades por el monto referido. Producto de sus auditorias, requirió información complementaria o adicional a la que fue aportada por GACM en el desarrollo de las revisiones para tener elementos que le permitieran justificar el correcto ejercicio del gasto por un monto cercano al indicado en la nota. GACM aportará dicha información mucho antes de que venza el plazo de 30 días hábiles establecido en la ley, con lo cual dichas observaciones indiscutiblemente quedarán solventadas en su totalidad. Cabe destacar que en el Consejo de Administración participan cuatro consejeros independientes de reconocida trayectoria profesional, para dotar a GACM de un Gobierno Corporativo con base en las mejores prácticas internacionales y siguiendo las recomendaciones de la OCDE, organismo internacional que ha acompañado y asesorado al Grupo Aeroportuario desde el 2015. En aras de aportar mayores datos a sus lectores, agradeceré la publicación de la presente en su medio. Atentamente Octavio Mayén Mena Responsable de Comunicación Social de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México Respuesta del reportero Respecto a la carta de réplica y a las aclaraciones realizadas por el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), sólo me resta puntualizar lo siguiente: 1.-Se trata de un artículo y no de una nota informativa. Como tal, agradezco las aclaraciones a los datos ahí reproducidos a partir de los propios informes de la comisión legislativa responsable de darle seguimiento, de la organización México Evalúa y de los reportajes recientes sobre las irregularidades en torno al Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. 2.-El GACM niega la variación del costo general del NAICM cuando es un hecho de sus propios informes que sí han variado, al alza. El propio GACM confirma que el costo de la barda perimetral se elevó de 1,547 a 2,931 millones de pesos, prácticamente el doble “derivado de ampliaciones al alcance de las obras previstas originalmente”. 3.-Evidentemente, en el Consejo de Administración del GACM participan otros consejeros, pero quien preside el mismo es el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, cuya trayectoria en materia de opacidad, falta de transparencia y denuncias por irregularidades en las licitaciones está ampliamente documentada. Atentamente Jenaro Villamil Rodríguez Reportero

Comentarios

Otras Noticias