Otorga Fitch grado de inversión a México

miércoles, 16 de enero de 2002
México, DF - La fortaleza de la política macroeconómica, el desempeño económico y la disciplina fiscal del Gobierno federal mexicano fueron los factores fundamentales para que la calificadora internacional Fitch subiera su calificación a la deuda de México denominada en moneda extranjera La firma especializada subió este martes su calificación para la deuda de México en moneda extranjera de largo plazo a BBB-menos desde BB-más, basada en la fortaleza de la política macroeconómica y desempeño económico mexicanos, de cara a un entorno extranjero desfavorable el año pasado "Específicamente --agregó la calificadora en un comunicado--, continuó la disciplina fiscal, reflejada en la aprobación de un sólido presupuesto para 2002 y un paquete tributario, y la fortaleza de su balanza de pagos a pesar de una caída en las exportaciones y un peso fuerte "México ha sido resistente a shocks externos como la desaceleración económica en Estados Unidos y la moratoria en Argentina, con un déficit de cuenta corriente estable a pesar de la caída de las exportaciones, y un peso fuerte", dijo Fitch La agencia también elogió la baja de la deuda externa del país Fitch sostuvo que esto se debe a una mejor política macroeconómica, una disciplina presupuestaria que se refleja en la adopción de un presupuesto 2002 "sano" y medidas de alza de los impuestos Dijo que las bases del crédito de México fueron fortalecidas por la creciente integración del país con la economía estadunidense y un "impresionante manejo de la política económica" en los últimos años Según Fitch, los futuros cambios de la nota dependerán de mejoras en las finanzas públicas de México y de la carga de la deuda externa Standard and Poor's, la más importante de todas las firmas, es la única de las calificadoras que aún no otorga el "grado de inversión" en alguna de sus categorías a México como país o hacia alguna de sus emisiones públicas El "grado de inversión" es el estrato de calificación que da a potenciales inversionistas nacionales y extranjeros un sólido nivel de seguridad y certidumbre sobre el destino de sus recursos hacia el país o las emisiones calificadas La perspectiva de la calificación de Fitch es estable Simultáneamente con la calificación a la deuda del gobierno mexicano, Fitch modificó también las calificaciones de bancos en el país, como resultado del alza en la calificación de riesgo soberano de México, que significó el otorgamiento del grado de inversión a la deuda en moneda extranjera Mientras las calificaciones internacionales en moneda local para el largo y corto plazo se ratificaron en ?BBB? y ?F2?, respectivamente, las relativas a la deuda en moneda extranjera se incrementaron a los niveles de ?BBB-? y ?F3? Fitch modificó la calificación de BBVA-Bancomer, Banamex, Banca Serfín, Banco Santander Mexicano, Banco Mercantil del Norte, Nafin y Bancomext Las alzas en las calificaciones de estos bancos se explican ?según Fitch-- debido a la notoria mejoría en su perfil financiero y en sus estructuras de capital Asimismo, factores tales como el estable entorno macroeconómico doméstico, las reformas financieras aprobadas en años recientes y la más rigurosa supervisión de parte de las autoridades han contribuido a apuntalar las perspectivas de crecimiento futuro del sector y a reducir en forma importante el riesgo sistémico No obstante, advierte, los bancos mexicanos aún enfrentan una serie de retos importantes en el corto y mediano plazo (en distintos grados, según el caso), los cuales continúan limitando sus calificaciones actuales, entre los que se encuentran los decrecientes volúmenes de actividad crediticia; una elevada base relativa de costos operativos; baja calidad de activos, aunque en continua mejoría; rentabilidad limitada e inestable, y estructura de capital relativamente débil La reacción a los movimientos de Fitch para elevar la calificación de los bancos que operan en el país fue inmediata en los mercados financieros La Bolsa Mexicana de Valores registró su segunda alza más importante en lo que va del año, impulsada básicamente por el incremento en los precios de las acciones bancarias Al cierre de las operaciones bursátiles, el Indice de Precios y Cotizaciones de la BMV se ubicó en los 6 mil 573 puntos, lo que significó una ganancia de 184 puntos, el 289 por ciento más con relación al cierre del martes15/01/02

Comentarios