Otorga Standard & Poors grado de inversión a México

viernes, 8 de febrero de 2002
México, D F ( apro )- Tal como se esperaba desde la semana pasada, luego de una reunión que sostuvieron el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, y Guillermo Ortiz, gobernador del Banco de México, con directivos de la agencia calificadora Standard & Poor?s (S&P ), esta firma internacional otorgó el "grado de inversión" a México Para otorgar el grado, esa compañía elevó la calificación de la deuda de largo plazo del gobierno mexicano en moneda extranjera de BB+ a BBB- La calificación de la deuda soberana de largo plazo denominada en moneda local también fue elevada de BBB+ a A- El aumento en la calificación de la deuda soberana en moneda extranjera por parte de S&P implica que las tres principales agencias calificadoras del mundo (Fitch, Moody?s y Standar & Poor?s) han otorgado el grado de inversión a la deuda soberana de largo plazo en moneda extranjera de nuestro país La Secretaría de Hacienda indicó que el otorgamiento del grado de inversión a la deuda soberana en moneda extranjera, por parte de las agencias calificadoras internacionales, "refleja su confianza en la capacidad del gobierno mexicano para cumplir con sus obligaciones financieras internacionales" De esta manera, señala, se reduce la percepción del riesgo país por parte de la comunidad financiera internacional y las tasas de interés que demandan los inversionistas para adquirir un instrumento de deuda del gobierno mexicano, lo que conlleva, a su vez, importantes ahorros para la economía mexicana Adicionalmente, según Hacienda, los emisores mexicanos podrán mejorar su propia calificación, disminuir su costo de capital, aumentar sus niveles de inversión y, por tanto, generar más empleos Para otorgar el grado de inversión, Standard & Poor?s destacó varios factores, entre ellos: una adecuada combinación de política fiscal y monetaria, y la perspectiva de que ésta continuará en el mediano plazo; mejoría en la administración tributaria, que se ha traducido en un incremento en la recaudación, más allá de lo que se hubiera esperado en un contexto de desaceleración de la economía mexicana; reportar los Requerimientos Financieros del Sector Público (RSFP), mismos que reflejan las necesidades financieras totales del sector público También tomó en cuenta la mejoría en el perfil de la deuda externa en 2001, al incrementar su plazo promedio de vencimiento de 90 años en 2000, a 175 años en 2001, mientras que la proporción de deuda externa a tasa fija creció de 690 por ciento al cierre de 2000, a 730 por ciento en 2001 Por la parte de deuda interna, la calificadora destaca medidas similares en el mismo sentido, entre ellas la emisión de bonos a tasa fija a diez años, un mayor nivel de reservas internacionales y la mayor integración de la economía mexicana con la de Estados Unidos La agencia calificadora subrayó la necesidad de continuar disminuyendo los requerimientos financieros del sector público, incrementar aún más la base tributaria y fortalecer la capacidad de la presente administración, para seguir instrumentando las reformas estructurales necesarias con el objetivo de alcanzar un crecimiento económico sostenido, requisito para mejorar más la calificación de la deuda soberana Hacienda destacó que la revisión de la calificación de la deuda soberana en moneda extranjera, por parte de S&P, reitera las perspectivas favorables para la economía mexicana en el mediano y largo plazos, a pesar del periodo de desaceleración que actualmente atraviesa Afirmó que el gobierno mexicano reitera su compromiso de reforzar la disciplina fiscal, "mantener un adecuado manejo de la política económica y canalizar sus esfuerzos para consolidar el proceso de reformas estructurales de la economía mexicana, factores imprescindibles para retomar la senda de crecimiento económico de forma rápida y sostenida" Luego de conocer la decisión de S&P, los grupos financieros Banamex y Bancomer se mostraron jubilosos con la determinación, e indicaron que con el grado de inversión "la deuda mexicana ya no debe ser considerada inversión especulativa" Banamex destacó la posición del Poder Legislativo, que "comparte la convicción profunda de mantener un déficit acotado ?065 por ciento del PIB-- como principal medio para garantizar la estabilidad macroeconómica" Para Bancomer, este hecho, además de ser un reconocimiento al manejo adecuado de la política económica del país y del avance en estabilización financiera y apertura democrática, también se debe enmarcar en el tiempo "En tan sólo seis años, México pasó de la peor crisis económica en su historia (1995), a un lugar privilegiado entre los países emergentes, lo cual también indica que aún hay camino por recorrer"07/02/02

Comentarios