Ubican al peso en 11.50 frente al dólar

sábado, 25 de octubre de 2003
* La conversión en la divisa estadunidense, más redituable Guadalajara, Jal , 24 de octubre (apro)- Para que el peso mexicano tenga su valor real y no esté sobrevaluado, debe cotizarse en 1150 por dólar, pues a la fecha sigue aún sobre su nivel real frente a la moneda norteamericana, estima el investigador universitario Lorenzo Santos Valle La certidumbre de una baja inflación en el mercado mexicano generó, de tiempo atrás, una entrada fuerte de divisas estadunidenses, lo que finalmente provocó que el peso se mantuviera por arriba de su valor, cosa que sucede hasta la fecha, pues no ha llegado a los 1150, aunque ha estado cerca, dijo Santos Valle, profesor del Centro de Ciencias Económico Administrativas de la Universidad de Guadalajara Cotizar el peso mexicano frente a la moneda verde por abajo de los once pesos no es una paridad real, sostuvo, pero añadió que finalmente es la oferta y la demanda las que determinan el precio real de las cosas y, en este caso, de la moneda Entonces, si hay mucha demanda y poca oferta, el dólar se va hacia arriba, pero si sucede lo contrario, viene la baja En el caso actual, la baja rentabilidad del dinero en depósitos bancarios ha propiciado una demanda mayor de dólares, dijo por su parte Avelino Torres, del Departamento de Economía, quien añadió que quienes vienen del extranjero a invertir en bonos, ven que su dinero no les reditúa en más ingresos, y mejor deciden sacarlo y convertirlo en dólares, por lo que el peso seguirá inestable por lo que resta del 2003, publica en la Gaceta Universitaria Torres previene contra el aumento de compras de fin de año, sobre todo productos de importación, lo que podría provocar, debido a la demanda de la divisa extranjera, una mayor inestabilidad del peso, pues todavía hay incertidumbre sobre las reformas de ley en materia energética, laboral y hacendaria Por otra parte, Los investigadores pidieron no olvidar que en Estados Unidos hay grandes fondos de inversión, con una enorme capacidad de manipulación, incluso con chantajes a los mismos gobiernos que, en un momento determinado, obligan a tomar medidas que sólo beneficien sus especulaciones financieras, al mover sus capitales de un lado para otro dependiendo de la bonanza de un mercado

Comentarios