No hay nación que grave alimentos y medicinas: académico

viernes, 3 de octubre de 2003
* Ni en Europa o EU pasó la reforma del IVA, dice México, D F, 2 de octubre (apro)- La propuesta de aplicar el impuesto al valor agregado (IVA) a alimentos y medicinas no repercutiría en un aumento de precios en esos productos, dijo el académico universitario Eduardo Nava Díaz, para quien “no fiscalizar esos rubros sólo representará un obsequio a las industrias agroalimentaria y farmacoquímica multinacionales” Durante la conferencia “La reforma fiscal en México: ¿cómo, hacia dónde, con quién?”, realizada en la Facultad de Economía de la UNAM, Nava propuso que se aplique el IVA de manera generalizada con una tasa de entre 7 u 8 por ciento, sin ningún régimen de excepción “Esto no afectaría el precio de los productos al consumidor final, sino las utilidades de las empresas multinacionales fabricantes de agroalimentos y de farmacoquímicos, que han sido, en muchos casos, hasta de 2 mil por ciento entre 1983 y 2003, mientras el fisco mexicano ha tenido cero participación”, añadió A su juicio, de aplicarse este impuesto, “esos consorcios no retirarían sus inversiones del país Tampoco se impactaría el costo a los enfermos, porque tenemos una Secretaría de Economía que regula los precios No estamos desprotegidos: contamos con un conjunto de leyes Todo depende del tipo de interpretación política que hagan los responsables de las instancias gubernamentales” Señaló que el IVA “es un gravamen benéfico en países con cultura fiscal, como los que integran la Comunidad Económica Europea (CEE) Sin embargo, en México el razonamiento fiscal es el de la elusión; es parte de la cultura y de la idiosincrasia nacional” Afirmó: “Tenemos un sistema fiscal aberrante, que proviene de la Colonia, porque siempre se ha favorecido a los menos, en sacrificio de los más Y este favoritismo ha descompuesto el equilibrio y la armonía, y provocado la pobreza en la que vive 53 por ciento de los mexicanos Se trata, de un problema de cultura política, de difusión y de interpretación de las leyes” Explicó: “El desorden no ha permitido hacer consistentes los recursos Por ello, la reforma fiscal debe pasar por varias etapas, las cuales deben contemplar un paquete de cambios estructurales “Una de ellas es la revisión integral del federalismo fiscal Es decir, no más participación ni repartición de la Federación a los estados, porque allí no está el progreso Hay que revertir y entregar al municipio y a los estados la fuerza fiscal, para que sean ellos quienes determinen en el ámbito de su soberanía” indicó Además, Nava pidió “un análisis específico de la legislación gubernamental en materia financiera e impositiva y, por ende, la revisión de cada uno de los impuestos mexicanos y su adecuación” Dijo: “La reforma debe pasar también por un aceleramiento de la dinámica de crecimiento y desarrollo económico del mercado, y por cambios y ajustes a la evolución del Presupuesto Federal de Egresos; es decir, no más subejercicios, sino cumplimiento del ejercicio fiscal” Nava dijo que también es necesaria “la expansión de la base fiscal y del padrón federal de contribuyentes, entre otras propuestas, las cuales se contemplan en el proyecto de reforma hacendaria elaborado por la UNAM, la que debe revisarse para su aplicación” Por su parte, Mariano Latapí, director de la Academia Mexicana de Investigación Fiscal, afirmó que gravar los alimentos y medicinas “será una medida en contra de los pobres, pues se trata de un impuesto regresivo” Señaló: “Existen una serie de alternativas que no se han explorado, como fiscalizar la economía informal, donde no hay recaudación; el transporte público o la Bolsa de Valores, que están exentos de gravámenes En fin, hay una serie de opciones donde se pueden cobrar más impuestos” Añadió que “la población no tiene por qué seguir pagando esas imposiciones financieras El IVA es cómodo para el gobierno, porque generaría una recaudación inmediata, pero se debe recaudar en las personas físicas y evitar todos estos regímenes que han fomentado la economía informal” Explicó que “los sectores restaurantero y de transporte urbano evaden el pago de sus obligaciones fiscales, por lo que la Secretaría de Hacienda debería aplicar instrumentos para cobrarles, así como rigurosos esquemas de fiscalización” Latapí dijo que “un empleado que recibe un ingreso de 20 mil pesos al mes, trabaja alrededor de seis o siete meses del año para el gobierno” Añadió: “Ni en países de Europa o Estados Unidos, reconocidas naciones capitalistas, pasó la reforma del IVA porque, sencillamente, los legisladores se dieron cuenta que gravaba a las clases más necesitadas Además, no hay nación que grave alimentos y medicinas”

Comentarios