Impugnan decisión de colocar recursos oficiales en la BMV

jueves, 9 de octubre de 2003
Jalapa, Ver , 8 de octubre (apro)- Para el asesor consultivo del Consejo Empresarial Veracruzano (Cevac), Marcos Salas Contreras, en toda administración pública debe haber disciplina presupuestaria, respetar los gastos de cada ejercicio y no comprometer los recursos a futuro, pues para los próximos años no se sabe qué le deparará al estado ni si contará con medios para pagar sus deudas Así, el empresario de la construcción manifestó su desacuerdo con la colocación de los recursos del impuesto del 2 por ciento a la nómina en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), y que ante los vaivenes de la oferta y la demanda, “no sabemos cuál será su futuro”, porque ya están comprometidos bajo el pretexto que serán destinado para obra pública En este caso, cabe recordar que en su momento el sector empresarial veracruzano en su conjunto se opuso a la imposición de ese nuevo gravamen En ese tiempo, refirió Salas Contreras, “a los empresarios nos dolió otorgar un 2 por ciento más de impuestos, sobre todo por la situación caótica de la economía que estábamos pasando” Consideró que las condiciones económicas en el país continúan siendo críticas y, de alguna manera, “se está pagando ese impuesto a la nómina” Empero, señaló, “cuando se dice que debemos comprometer recursos a futuro, consideramos que primero debe haber disciplina presupuestaria en la administración pública y respetar los gastos de cada ejercicio” Ante las condiciones económicas actuales, dijo, “no sabemos cuál será el futuro de Veracruz ni tampoco si el próximo gobierno tendrá capacidad financiera para cumplir esos compromisos” En tal sentido, subrayó, “no vaya a ser que se les pase la mano en el gasto y que quede embargado ese 2 por ciento a la nómina” De entrada, insistió, no se sabe sí el próximo gobierno arrancará con recursos del actual ejercicio fiscal y que ya están comprometidos, o que no cuente con un colchón de 2 o 3 mil millones de pesos, como el que dejó la administración de Patricio Chirinos y, sobre todo, que “no dejó deudas ni comprometidos los impuestos”

Comentarios