La desaceleración mundial ya repercute en México: Ortiz

martes, 22 de abril de 2003
El bajo crecimiento económico en México y el estancamiento de sus exportaciones son signos de las repercusiones de la desaceleración mundial en el país, consideró el gobernador del Banco de México (BM), Guillermo Ortiz Martínez En el marco de la II Conferencia Internacional sobre Europa y América organizado por el diario español ABC, Ortiz admitió que “México no ha podido sustraerse del ambiente de desaceleramiento global y esto se ha manifestado básicamente en tres elementos: una tasa muy baja del crecimiento económico, un estancamiento de las exportaciones y una caída en el empleo formal” El gobernador del banco central consideró que la reactivación de la economía mexicana “se dará a la par de la recuperación de Estados Unidos”, país en el que, advirtió, “no hay una tendencia clara hacia la recuperación por la falta de confianza de las empresas y los malos datos sobre el empleo” Sin embargo, consideró que México “no puede depender del dinamismo exterior” por lo que reiteró la necesidad de impulsar las reformas estructurales pendientes, particularmente las referentes al ámbito fiscal y al energético Al respecto, señaló que “se ha visto que hay una inhabilidad política para ponernos de acuerdo en esas reformas” A pesar de ello, indicó que “no ha habido movimientos de zozobra y esto es muy positivo porque quiere decir que nos hemos acostumbrado a vivir en un régimen de tipo de cambio flexible” Además, explicó, a pesar del entorno negativo se aprecian signos positivos para el país Uno de ellos es que durante 2001 y 2002 México mantuvo una “recesión normal”, es decir, que no hubo crisis financieras En ese sentido, destacó también la estabilidad del tipo de cambio, el control de la inflación y el incremento en el volumen de inversión extranjera directa durante el año pasado Por otro lado, Ortiz descartó que Estados Unidos vaya a tomar represalias contra México por su postura contraria a la invasión de Irak Por el contrario, indicó que desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 el gobierno de Washington ha tenido en el olvido a Latinoamérica, por lo que, “una vez terminada la guerra en Irak, creo que es tiempo de restañar las heridas Estados Unidos debe preocuparse por tender puentes a América Latina”, en lugar de tomar represalias Por otra parte, confió en que el precio del barril se mantenga entre los 25 y 27 dólares lo que resta del año, aunque, enfatizó, una cotización por debajo de los 20 dólares “sería un aliciente muy importante para el consumo” Finalmente, descartó que las reservas mexicanas, que actualmente se encuentra en dólares, se vayan a denominar en euros ya que 85 por ciento de las transacciones del comercio mundial se realizan con la divisa americana “Al euro no se le puede ver como moneda alternativa, porque tiene que cumplir todavía varias condiciones: que dé confianza tras la depreciación de sus inicios y que haya una fuerte integración de mercado de capitales en Europa”, dijo Ortiz 22/04/03

Comentarios