Marginal, la exportación de Limón hacia EU

jueves, 25 de septiembre de 2003
* Estudio de Socorro Bayardo Gaytán, economista por la Universidad de Colima Colima, Col , 23 de septiembre (apro)- Con el impulso de cuatro estados de la franja costera del Pacífico –Colima, Michoacán, Oaxaca y Guerrero--, México se colocó en los últimos años como primer productor mundial de limón, con más de un millón de toneladas anualmente, pero esta situación no se ha traducido en una mejoría para los productores de este sector Además, pese al amplio nicho de mercado existente en la comunidad mexicana en Estados Unidos, particularmente en estados fronterizos como California, Nuevo México, Texas y Arizona, la exportación de limón mexicano hacia ese país es actualmente “marginal o nula”, señala un estudio de Socorro Bayardo Gaytán, economista por la Universidad de Colima Mientras en la última década el rendimiento de la producción anual del cítrico mostró una tendencia creciente –el promedio nacional pasó de 107 a 133 toneladas por hectárea--, los precios reales disminuyeron, pues tan sólo de 1999 a 2000 el declive registrado fue de 63 por ciento Bayardo Gaytán refiere que uno de los factores que inciden en la caída cíclica de los precios del limón es el patrón de estacionalidad de la producción “Se observa cómo a medida que la producción comienza a aumentar en el mes de abril, los precios comienzan a disminuir; la producción alcanza su máximo en los meses de junio y julio y los precios su mínimo en esos meses”, indica En su estudio “El limón mexicano, una opción rentable para la agricultura de Colima”, Bayardo menciona que además del problema de la reducción en los precios pagados al productor, existe una elevada variabilidad de los precios mensuales, que han llegado a oscilar de 509 a 057 pesos el kilogramo, lo que crea una gran incertidumbre en relación con su rentabilidad Otro factor señalado por Bayardo como decisivo en la falta de mejoría económica de los participantes de la cadena productiva del limón es la caída de los precios internacionales del aceite esencial del limón –del que México también es principal productor--, pues después de que en 1995 se llegó a comercializar a 95 dólares la libra, en 2001 se cotizó a 675 dólares “Esta situación de bajos precios del aceite destilado, aunado a la depreciación del peso, ha afectado de manera significativa la rentabilidad de la industria de aceites esenciales destilados del país, sobre todo la de Colima (principal productor) Ello ha repercutido en los bajos precios que paga la industria al limón industrial, y que a la vez ha afectado el precio final que recibe el productor primario” En el caso de Colima, se encuentran registrados formalmente 3 mil 598 productores, de los que 837 por ciento son ejidatarios y 163 por ciento privados En el proceso de producción, se generan más de 4 millones 43 mil jornales, mientras que el durante el empaque se crean mil 300 empleos y las agroindustrias ofrecen 200 empleos fijos En relación con las exportaciones mexicanas de limón y subproductos a Estados Unidos, Socorro Bayardo manifiesta que el limón fresco prácticamente se consume en el país, pues sólo se vende 4 por ciento de la producción al exterior En tanto, el principal subproducto de exportación es el aceite esencial destilado, cuya venta se realiza a través de grandes comercializadoras internacionales que a su vez lo venden a las grandes refresqueras de cola que lo utilizan como saborizante “Entre 1995 y 1998 México exportó a Estados Unidos –principal importador mundial— un promedio anual de 761 mil toneladas (equivalentes a 4 mil 196 tambores de 400 libras), con un valor de 124 millones de dólares” Así mismo, añade Bayardo, en 1999 y 2000 las exportaciones ascendieron a un promedio anual de mil 197 mil toneladas (6 mil 597 tambores), y un valor promedio anual de 158 millones de dólares, lo que representó 76 por ciento de las importaciones totales de aceite destilado de limón mexicano realizadas por Estados Unidos El estudio propone una serie de estrategias para mejorar los precios al productor primario, entre ellas el incremento de la exportación de limón fresco a Estados Unidos en los meses de alta producción con el fin de consolidar contratos directos de amplios volúmenes en los mercados terminales de las ciudades con mayor número de mexicanos Otros mecanismos para la competitividad incluyen la aplicación irrestricta de la norma de calidad NMX-FF-087-195-SCFI, lo que permitiría ofrecer productos diferenciados por calidades, lo que redundaría en mejores precios a quienes produzcan con calidad Respecto del financiamiento, Bayardo plantea negociar líneas específicas de crédito con la banca de desarrollo y la banca comercial para préstamos flexibles para las empacadoras de manera oportuna para adquirir el limón “Un buen esquema de financiamiento puede ser altamente beneficioso para el productor, empaque y banco participante; la compra anual de al menos 500 mil toneladas anuales significa un financiamiento de 671 millones de pesos” Entre las estrategias para la agroindustria mexicana del limón, sugiere la venta directa del aceite esencia a las industrias refresqueras norteamericanas, además de tratar de tomar ventaja de la situación de principal productor de este aceite para incidir en los precios a través del manejo de inventarios y su venta gradual “Para ello debe analizarse la posibilidad de establecer un fondo para cubrir el precio vigente, almacenaje y costos financieros Este fondo requeriría cada año un capital (crédito) de alrededor de 3 millones de dólares para manejar inventarios de mil tambores (20 por ciento de la producción) durante tres meses”, puntualiza

Comentarios