Los Saba ofrecen 213 mdd para hacerse de Aeroméxico

miércoles, 17 de octubre de 2007
* Se colocan por encima de Banamex México, D F, 16 de octubre (apro)- Los empresarios Alberto Saba Rafoull y Moisés Saba Masri ?padre e hijo-- están decididos a hacerse de Aeroméxico: ya entrada la noche de este martes decidieron elevar su oferta a 213 millones de dólares, superior en 39 millones a los 174 millones que habían ofrecido horas antes Con ello superan la última oferta hecha por el grupo de empresarios, encabezados por José Luis Barraza, expresidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), y formado en torno de Banamex, quienes habían ofrecido, por la tarde, hasta 206 millones de dólares, oferta que el IPAB, tenedor de 4537% de las acciones de la aerolínea, consideraba la más viable, y que se aceptaría en caso de que no hubiera una mejor propuesta Fue este martes un día singular en la puja por Aeroméxico Por la mañana, el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario ya se había decidido prácticamente por la oferta de los empresarios Saba, quienes la tarde del lunes habían ofrecido 18569 pesos por acción, contra la oferta de 17569 pesos por título que habían hecho el viernes pasado el grupo de empresarios constituido en torno de Banamex El IPAB consideró que la oferta de la familia Saba maximizaba el valor de recuperación para el Instituto en el menor tiempo posible Sin embargo, los empresarios ligados a Banamex contra-ofertaron antes que concluyera el plazo, con un precio mayor Luego los Saba reviraron con otra oferta más alta y, al final, el grupo de Banamex hizo su última propuesta del día: 18686 pesos por acción, equivalente a 17118 millones de dólares, superior a los 190 pesos (170 millones de dólares) de la última oferta de los Saba La oferta de Banamex incluye un instrumento financiero ??warrant?-- mediante el cual los actuales accionistas de Aeroméxico recibirían poco más de 38 centavos más por acción (35 millones de dólares adicionales) en un plazo no mayor a tres años, con lo cual el total por acción que recibirían sería de 22508 pesos Esta última oferta es, para el IPAB, la más viable, y se pronunciaría en favor de ella si es que no hay una contraoferta contundente para antes de las cuatro de la tarde de este miércoles Pero los Saba no están dispuestos a dejar escapar la aerolínea En la tarde, Antonio Frank, abogado de los empresarios, anunció que sus clientes harán una mejor oferta, que abriría un espacio de 20 días para que el IPAB estudie estas y otras ofertas y resuelva Se esperaba que la oferta la hicieran el miércoles, pero es tal el interés de la familia Saba por Aeroméxico, que de su oferta inicial de 99 millones de dólares están dispuestos a más que duplicarla De hecho, cuando Mexicana de Aviación lanzó su oferta, por 200 millones de dólares, los Saba dijeron que estaban dispuestos a dar eso y más, pero que no lo hacían en ese momento porque estaban seguros de que la Comisión Federal de Competencia (CFC) prohibiría la fusión entre ambas aerolíneas, toda vez que les daría un poder dominante en el mercado de la transportación aérea de pasajeros Que fue lo que sucedió Por su parte, los empresarios ligados a Banamex, encabezados por José Luis Barraza, tampoco están dispuestos a dejar escapar a la aerolínea Barraza hizo público parte del plan de negocios que emprenderían una vez que se hicieran de Aeroméxico: mantendrían a todo el personal que trabaja actualmente; apoyarían el aumento de rutas, frecuencias de vuelo y comprarían más aviones Consideró que en un año y medio, a lo sumo, la empresa estaría saneada, pues ahora arrastra abultadas deudas y cuantiosas pérdidas cada trimestre Mientras tanto, también este miércoles, Mexicana de Aviación, que comanda Gastón Azcárraga, hizo un llamado a los accionistas mayoritarios de Aeroméxico (IPAB, Nafin y SHCP) a no tomar una decisión precipitada respecto de la venta de la aerolínea Se quejó de que la CFC no le ha notificado formalmente su resolución de rechazar su solicitud de pujar por la aerolínea Informó también que desde el viernes pasado Grupo Mexicana interpuso un recurso de reconsideración ante la propia comisión, mediante el cual, por ley, la resolución de ésta no puede considerarse firme ni definitiva Pero al final de este día, los empresarios Saba Rafoul y Saba Masri parecen tener la delantera Hacen una oferta superior en 7 millones de dólares a la del grupo ligado a Banamex, y de paso obligan al IPAB a revisar la nueva propuesta, cuya vigencia es de 20 días hábiles

Comentarios