Acusan productores a Altex, Molinera de México y Gamesa de prácticas oligopólicas

martes, 4 de marzo de 2008
México, D F, 3 de marzo (apro)- Las empresas Altex, Molinera de México y Gamesa, principales compradoras de trigo en México, se resisten a adquirir el producto con el precio de mercado (el de indiferencia), equivalente a 4 mil 270 pesos por tonelada para grano suave, panificable, ya que pretenden pagar 3 mil 400 pesos la tonelada al productor Hace dos semanas, la Secretaría de Agricultura, a través del programa Apoyos y Servicios a la Comercialización Agropecuaria (Acerca) abrió un programa de subsidios para agricultura por contrato, enfocado a apoyar la comercialización del trigo correspondiente al ciclo otoño/invierno 2007-08, que se cosechará en el Bajío en el periodo mayo-julio; sin embargo, los compradores se niegan a entrar al esquema, a pesar de que la fecha límite para el registro es el 15 de marzo "Pretenden pagar sólo 3 mil 400 pesos por tonelada al productor", señaló Víctor Suárez Carrera, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productos del Campo (ANEC) Consideró que los principales compradores de trigo en México: Altex (proveedor de Bimbo), Molinera de México (propiedad de Maseca y Archer Danield's Midland, ADM) y Gamesa (de Pepsico), utilizan su poder de oligopolio "para especular y presionar a los productores para pagar precios inferiores a los del mercado y para chantajear al gobierno, pues al no querer firmar agricultura por contrato, pretenden subsidios o incentivos fiscales" Denunció que debido a ello, existen 100 mil toneladas de trigo de Guanajuato, Michoacán y Jalisco sin certidumbre de venta Dijo que este año se espera una cosecha alta, pues los buenos precios internacionales estimularon a los productores (el año pasado los precios fueron de 2 mil 700 pesos por tonelada); sin embargo, ahora, "el problema será vender el grano" Consideró preocupante la situación, pues a los campesinos les urge tener certidumbre; saber que no quedará trigo en sus manos y que no se verán obligados a malbaratar el producto "Lo que hoy se ve nuevamente es que los agroindustriales oligopólicos aplican un doble rasero Cuando los precios de mercado son bajos, exigen que así se paguen al productor; cuando son altos --como ahora que están en nivel récord mundial-- se resisten a pagar", lamentó Suárez Cabrera afirmó que el doble rasero lo expresan también con los consumidores finales, pues aun con precios al productor bajos, las empresas elevan sus precios de los productos finales y se justifican diciendo que así es el mercado Los precios de mercado son los "de indiferencia", aquellos que se calculan a partir de los precios de la bolsa de futuros de Chicago y las "bases" (todos los costos que implica traer grano desde Estados Unidos a México) Son precios de indiferencian porque en teoría hacen indiferente la importación respecto de la compra de cosecha nacional Reiteró la urgencia de crear una reserva alimentaria; que el Poder Legislativo y el Ejecutivo pongan en marcha un mecanismo de administración de importaciones y exportaciones del maíz blanco y frijol, y que se ataque con vigor el monopolio agroalimentario Sólo así, afirmó Víctor Suárez, "se podrá hacer contrapeso al poder y los chantajes de los industriales alimentarios"

Comentarios