Invulnerable, autonomía de Banxico: Carstens

lunes, 14 de diciembre de 2009

MÉXICO, DF, 14 de diciembre (apro).- Después de asegurar que la autonomía del Banco de México no se verá vulnerada si él asume el cargo de gobernador, Agustín Carstens insistió: el Banco de México, aun dentro de su mandato principal, que es la estabilidad de precios, “sí puede aportar más al mejor desempeño de la economía, y lo puede hacer a través de buscar una mayor coordinación e instrumentación de las política monetaria y la política financiera”.
    El exsecretario de Hacienda, propuesto por el presidente Felipe Calderón para ocupar el cargo de gobernador del Banco de México, a partir del próximo 1° de enero, compareció esta noche ante comisiones senatoriales, que con mayoría panista y priísta dieron su aval para que mañana martes el pleno lo ratifique.
    Carstens dijo que ha habido confusión en torno a la discusión sobre la independencia política y operativa del instituto central. “En estos 16 años de autonomía –dijo--  quizá el celo ha sido excesivo. Pero lo digo de manera abierta y con toda responsabilidad, el Banco de México sí puede aportar más al mejor desempeño de la economía, pero debe sumarse de manera muy decidida al impulso del sistema financiera nacional”.
    Ni siquiera, agregó, es necesario hacer cambios en la ley o en el marco regulatorio para que el Banco de México contribuya más al crecimiento económico. “El objetivo fundamental, la estabilidad de precios, no es un objetivo anticrecimiento.
    “De hecho –dijo--, el país, cuando más ha crecido es cuando menos inflación ha tenido”.
    Por eso, explicó, “es falso que tener un banco central cuyo principal objetivo sea la estabilización signifique tener un banco insensible a lo que sucede con la actividad económica y con el crecimiento”.
    Insistió entonces en que “sí hay espacios para una mayor coordinación entre la Secretaría de Hacienda y el banco de México. Debe haber más diálogo”.
    Esto, señaló, “en algún momento se interpretó como que para hacer valer la autonomía, el banco central debía aislarse del resto del gobierno”.
    Pero –apuntó--, “una cosa es tener la autonomía en cuanto a su decisión de política monetaria, a su facultad para definirla –donde un  tema fundamental es que el banco no puede darle financiamiento al gobierno--, a que eso implique el que Banco deba aislarse del debate económico nacional.
    “Y con esto –insistió--  no es que quiera criticar lo que ha estado haciendo el Banco de México recientemente, pero ha habido demasiado celo en estos 16 años de autonomía. El Banco de México sí puede aportar más”.

Comentarios